Biografía de Alejandro II de Rusia

Zar de Rusia (Moscú, 29 de abril de 1818 – San Petersburgo, 13 de marzo de 1881).

Hijo primogénito de Nicolás I, sucedió a su padre en el año 1855. La primera actuación de su reinado fue la firma de la paz (1856) que puso fin a la guerra de Crimea, que desde 1853 mantenía Rusia con Turquía y las potencias europeas. La voluntad renovadora que caracterizó sus primeros años le valió el sobre nombre de Zar Libertador, aunque los resultados que obtuvo fueron escasos.

Con la colaboración de un pequeño grupo de nobles, funcionarios y periodistas emprendió una serie de medidas destinadas a reformar la administración, la justicia, la enseñanza y el ejército. De este modo, estableció la autonomía municipal y las asambleas locales, aproximó la justicia al modelo occidental, creó el Ministerio de Instrucción Pública y ordenó la obligatoriedad del servicio militar (1874).

En 1858 concedió la libertad a los siervos dependientes de la familia real, y por el edicto de 1861 extendió esta medida a los más de 20 millones de siervos que vivían en los mir, comunidades campesinas sometidas a la nobleza. Esta disposición provocó el rechazo de la nobleza, pero en parte también de los campesinos, que no disponían de medios materiales para enfrentarse a la nueva situación. La revuelta agraria de Kazán fue reprimida con dureza y su principal dirigente, Anton Petrov, fue fusilado.

La etapa liberal finalizó tras la insurrección de la nobleza polaca (1863-1864), a la que el zar castigó expropiándole las tierras para entregarlas a los campesinos, cuando en Rusia ya había renunciado a las reformas agrarias. Por otra parte, impuso la rusificación de Polonia, los países Bálticos y Finlandia.

La política exterior de Alejandro II estuvo caracterizada por el paneslavismo, que puso en práctica su ministro Gorcakov. En 1859 inició sus incursiones en el Cáucaso, y en el mismo año conquistó el Daguestán, a orillas del mar Caspio, donde inmediatamente se acometió la explotación petrolífera.

Entre 1866 y 1881 se sucedieron las guerras intermitentes en el sudeste, con la conquista del Turkestán y el vasallaje del emir Bukhara (1870). Y en el período 1877-1878, una nueva guerra expansionista enfrentó a las tropas rusas contra Turquía.

Durante el reinado de Alejandro II adquirieron un gran desarrollo los movimientos contrarios al sistema zarista, especialmente el nihilismo, que propugnaba el rechazo de cualquier autoridad y que, a partir de 1878, protagonizó numerosos atentados terroristas.

El propio zar sufrió dos atentados en 1879 y uno en 1880. Finalmente, murió a causa de una bomba arrojada por el grupo nihilista «La Voluntad del Pueblo» cuando se hallaba en las proximidades de su residencia.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.