Biografía de Alfonso XII

Rey de España entre 1874 y 1885 (Madrid, 28 de noviembre de 1857 – 25 de noviembre de 1885). También conocido por su apodo de «el Pacificador».

Hijo de Isabel II y de Francisco de Asís, cursó sus primeros estudios bajo la dirección del general Sánchez Osorio y del cardenal Fernando de la Puente y Primo de Rivera. Cuando en septiembre de 1868 triunfó la Revolución en España, tuvo que seguir el camino del exilio con la familia real, que se instaló en Francia. Continuó sus estudios en la academia Stanislas de París y, más tarde, en el Colegio Teresiano de Viena y en la Academia Militar de Sandhurst, en Gran Bretaña.

En 1870 su madre abdicó en él sus derechos reales, mientras en España Cánovas del Castillo impulsaba una nueva formación monárquica opuesta a Amadeo I de Saboya. Cuando en 1873 fue proclamada la República, todos los sectores monárquicos, a excepción de los carlistas, se agruparon en torno a Alfonso XII.

En 1874 se sucedieron el golpe de Estado del general Pavía y el pronunciamiento, en Sagunto, de Martínez Campos, que precipitaron la restauración de la Monarquía. Aprovechando el día de su onomástica, el rey dio a conocer desde Gran Bretaña el llamado «manifiesto de Yorktown», que fijaba las directrices moderadas que presidirían su reinado.

Alfonso XII regresó a Madrid en enero de 1875, a la vez que Cánovas del Castillo asumía el primer gobierno de la monarquía restaurada. La continuidad de la Tercera Guerra Carlista decidió al rey a ponerse al frente del Ejército del Norte, y después de la batalla de Montejurra y la caída de Estella, entró en Pamplona mientras el candidato Carlos VII huía a Francia, lo que comportó el final de la guerra (1876).

Por otra parte, el general Martínez Campos consiguió poner fin a la insurrección que sacudía Cuba desde 1868, y en 1878 se firmó la Paz de Zanjón. Uno y otro hecho motivaron que Alfonso XII recibiera el nombre de el Pacificador.

Paralelamente, fue aprobada la Constitución de 1876, de carácter moderado, y el rey hizo gala de su voluntad de no inmiscuirse en la vida política, lo que comportó una progresiva recuperación del prestigio de la Monarquía. Cánovas del Castillo, desde el partido conservador, que presidió cuatro de los ocho gobiernos de este período, estableció las bases del sistema de alternancia en el gobierno, secundado por Sagasta desde el partido liberal.

Alfonso XI contrajo matrimonio en 1878 con María de las Mercedes de Orleans, cuyo fallecimiento prematuro afectó sensiblemente al rey. En 1879 los intereses de Estado comportaron que contrajera segundas nupcias con María Cristina de Habsburgo, que en 1885 tuvo que asumir la regencia, puesto que su hijo primogénito, el futuro Alfonso XIII, nació después de la muerte del rey.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.