Biografía de Amedeo Modigliani

Pintor italiano (Livorno, 12 de julio de 1884 – París, 24 de enero de 1920).

Descendiente de judíos sefardíes por parte de su madre. De ideología socialista, tuvo un hermano diputado en el Parlamento italiano. Se formó como pintor en las escuelas de Bellas Artes de Livorno, Florencia y Venecia, y durante este período visitó los principales museos italianos y estudió con detenimiento a los maestros de los siglos XIV y XV.

A lo largo de su producción artística, conservó siempre el aprecio por la pintura sienesa del trecento, con sus suaves desarrollos lineales. y muy especialmente por Sandro Botticelli, pero dándoles una interpretación moderna, que rehusaba cualquier género de pintura arcaizante. De igual modo, en su tendencia al estiramiento de las figuras se ha destacado la huella del manierismo, sobre todo de Parmigianino.

Sus primeras obras respondían a la tradición de los macchiaioli italianos del siglo XIX. Residente en París desde 1906, allí recogió las influencias de Toulouse-Lautrec, Cézanne y Picasso. La amistad con el rumano Brancusi lo inclinó temporalmente hacia la escultura (1909), para la que tomó como modelo el arte primitivo (Cabezas, 1912); sin duda, fue uno de primeros creadores en resaltar la trascendencia estética de la escultura negra, tema que analizo en profundidad con Brancusi.

En Montmartre. donde residía, Modigliani se convirtió en el símbolo vivo de la bohemia por su carácter apasionado y su vida licenciosa, entregada a las drogas y el alcohol: esta circunstancia creó a su alrededor un aura de leyenda. No obstante, su existencia disipada no le impidió participar activamente en los debates sobre las distintas tendencias de vanguardia, manteniendo fluido trato con los artistas del Bateau-Lavoir.

En 1913 cambió de barrio: de Montmartre pasó a Montparnasse, donde agudizó su alcoholismo de taberna en taberna. De su miseria material lo socorrieron algunos amigos, como la poetisa británica Beatrice Hastings y el poeta y marchante de arte Zborowski.

Hacia 1915 puede decirse que estaba consolidando su estilística personal. Los lienzos de Modigliani, que ya había regresado a la pintura, mostraron en clave expresionista la complejidad y dramatismo de su mundo interior; en ellos había tristeza, melancolía, desarraigo y sensualidad. La mayoría de sus obras representaban figuras humanas de expresión nostálgica, dolorida, frecuentemente se trataba de indigentes o personas humildes (La hermosa tendera; La forista; El aprendiz; Mané, hija del pueblo). Tampoco faltaron entre ellas los retratos de prestigiosos contemporáneos (Max Jacob, Paul Guillaume, Soutine, Radiguet, etc.), ni los desnudos, de trazo nítido y vivos colores sobre fondo oscuro.

Modigliani falleció de tuberculosis en el hospital de la Caridad de París. Su amante, Jeanne Hébuterne, se suicidó al día siguiente.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar