Biografía de Benjamin Franklin

Físico, político y publicista estadounidense (Boston, Massachusetts, 17 de enero de 1706 – Filadelfia, Pensilvania, 17 de abril de 1790).

Pertenecía a una familia de modestos industriales y fue educado en un ambiente puritano. Abandonó los proyectos que para el tenía su padre, y entró de aprendiz en la imprenta de su cuñado. Franklin aprovechó esta etapa para leer toda clase de libros y convertirse en un autodidacto.

En 1720 publicó sus primeras poesías y artículos periodísticos. Se decidió entonces a montar su propia imprenta, para lo cual se trasladó, en 1723, a Londres con el fin de adquirir los conocimientos suficientes sobre el negocio editorial. Sin embargo, una vez en Londres, abandonó momentáneamente su proyecto y aceptó una colocación que le dieron en la imprenta Palmer, donde trabó relación con varios destacados personajes, ampliando así sus conocimientos.

A finales de 1726 volvió de nuevo a Filadelfia, fundó una imprenta, un periódico y el Almanaque del buen Ricardo. Publicó y dirigió asimismo la Pennsylvania Gazette y se ocupó eficazmente de difundir la cultura y mejorar los servicios públicos: abrió un club, una biblioteca, un hospital, etc. Participó de forma activa en la masonería.

En su actividad política, prestó grandes servicios a la causa de las colonias como agente de Pensilvania en Londres y a la naciente República como representante de la misma en París. Considerado uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, redactó, con Jefferson y John Adams, el manifiesto de la declaración de independencia (1776) y se le encargó que negociara la alianza con Francia. En 1783 firmó en París, por parte de EE.UU., la paz de Versalles, por la que Gran Bretaña reconocía la independencia estadounidense.

Como físico, se dedicó a investigaciones sobre los fenómenos eléctricos. Descubrió el poder de las puntas metálicas y enunció el principio de la conservación de la electricidad. Sus trabajos en este campo fueron trascendentales. Experimentó con los fenómenos de descarga entre dispositivos que podían almacenar gran cantidad de electricidad y cuerpos neutros. La comparación, a pequeña escala, de lo que sucedía en estas descargas, hizo que ideara, en 1752, el conocido experimento en el que hizo volar, en medio de una tormenta, una cometa en cuyo extremo superior tenía una punta metálica y en el extremo inferior colgaba una llave metálica.

Este espectacular y peligroso experimento, que costó la vida a más de un imitador, le permitió inventar el pararrayos en 1753.

En 1771 comenzó a escribir su Autobiografía, que no fue publicada íntegra hasta 1868.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.