Biografía de Concha Piquer

Cantante y actriz española (Valencia, 8 de diciembre de 1908 – Madrid, 12 de diciembre de 1990). Su nombre completo era Concepción Piquer López, más comúnmente conocida como Concha Piquer o Conchita Piquer.

Concepción «Concha» Piquer fue una de las figuras más importantes de la copla, siendo la artista apodada como «La Gran Señora de la Copla».

Interpretó varias piezas clave de la canción española, casi todas obras de Valverde o Quintero, León y Quiroga, como Ojos Verdes, Tatuaje, Y sin embargo te quiero, entre otras muchas composiciones.

Con tan solo 11 años debutó en el Teatro Segueros de Valencia, habiendo estudiado canto con el maestro Laguna. Posteriormente actuó en el Grao de Gandía y en los teatros de Apolo y Kursaal, en la ciudad de Valencia.

Fue descubierta por el maestro Manuel Penella cuando el compositor estaba preparando el estreno de su ópera de mayor prestigio, «El gato montés «, que se representaría en Nueva York. El 13 de septiembre de 1922, durante una pausa del espectáculo, interpretó la canción El florero de Penella.

Conchita Piquer pasaría los siguientes cinco años de su vida en Estados Unidos, actuando en Broadway y cantando en numerosos teatros. También, en 1923, participó en su primera película de cine, un cortometraje titulado «From far Seville» a las órdenes de Lee De Forest, pionero del cine sonoro.

Tras su éxito en tierras estadunidenses regresó a España, donde actuó en el Teatro Romea de Madrid y el Coliseo de Barcelona.

Su carrera como actriz continuó en París, donde se trasladó para rodar la película El negro que tenía el alma blanca, dirigida por Benito Perojo. Continuó con la actividad cinematográfica con sus apariciones interpretativas en La bodega (1930), también a las órdenes de Benito Perojo; Yo canto para ti (1935), del director Fernando Roldán; La Dolores, de Florián Rey (1940) Filigrana, del director Luis Marquina (1949) y Me casé con una estrella (1951).

En 1945 se casó en Uruguay con el torero Antonio Márquez, con quien tendría como descendiente a su única hija, la también artista, Concha Márquez Piquer. Conoció al poeta y escritor Rafael de León y junto a Antonio Quintero y el profesor Manuel López-Quiroga Miquel, crearon una serie de espectáculos donde fueron representadas canciones que rápidamente se hicieron populares entre el público, como la copla La Parrala.

Sus otras canciones famosas fueron Tatuaje, Cinco Farolas, Ojos Verdes, No te mires en el río, Los piconeros, La Lirio, Romance de la reina Mercedes, A la y lima al limón, Antonio Vargas Heredia, Cárcel de oro , La niña de la estación, No me quieras tanto; así como temas versionados para la artista Juanita Reina como Yo soy… esa, Y sin embargo te quiero.

Tras una dilatada carrera y numerosos viajes representando sus actuaciones, donde siempre se acompañaba de varios baúles con sus pertenencias y efectos personales (de ahí la expresión: «Viaja más que el baúl de la Piquer») hizo su última actuación en el teatro Victoria de Isla Cristina, una ciudad del municipio de Huelva (Andalucía) en 1958 y su última aparición pública se produjo en 1964 durante la Falla Plaza del Pilar de Valencia, ciudad natal que le dedicaría una calle en su honor.

María de la Concepción Piquer López falleció en Madrid en 1990 a la edad de 84 años.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.