Biografía de Corazón Aquino

Política filipina (Paniqui, Filipinas, 25 de enero de 1933 – Makati, Filipinas, 1 de agosto de 2009). Su nombre completo era María Corazón Cojuangco y Sumulong, viuda de Aquino, también conocida como como Corazón «Cory» Aquino.

Corazon Aquino fue una líder política que ocupó el cargo de presidenta de Filipinas (1986-1992), restaurando el gobierno democrático en ese país después de la larga dictadura de Ferdinand Marcos. Fue la presidenta número 11ª y la primera mujer en alcanzar el puesto de primera ministra en Filipinas.

Corazón Cojuangco nació en una familia rica y políticamente prominente con sede en la provincia de Tarlac, al norte de Manila. Se graduó de Mount St. Vincent College en la ciudad de Nueva York en 1954 pero abandonó sus estudios en 1955 para casarse con Benigno Simeon Aquino, Jr., quien entonces era un joven político prometedor. Corazón permaneció en un segundo plano durante la carrera posterior de su esposo, criando a sus cinco hijos en casa. Su marido, que se había convertido en un destacado político de la oposición, fue encarcelado por Marcos durante ocho años (1972-1980), y Corazón lo acompañó al exilio en los Estados Unidos en 1980. Benigno fue asesinado a su regreso a Filipinas en agosto de 1983. Este evento galvanizó la oposición al gobierno de Marcos.

Cuando Ferdinand E. Marcos convocó inesperadamente a elecciones presidenciales en febrero de 1986, Corazón Aquino se convirtió en el candidato presidencial de la oposición unificada. Aunque se informó oficialmente que había perdido las elecciones ante Marcos, Aquino y sus seguidores desafiaron los resultados, acusando de fraude electoral generalizado. Altos oficiales del ejército filipino pronto renunciaron públicamente al gobierno continuo de Marcos y proclamaron a Aquino como el legítimo presidente de Filipinas. El 25 de febrero de 1986, tanto Aquino como Marcos fueron investidos como presidentes por sus respectivos simpatizantes, pero ese mismo día Marcos huyó del país.

En marzo de 1986, Aquino proclamó una constitución provisional y poco después nombró una comisión para redactar una nueva constitución. El documento resultante, que restauró el Congreso bicameral abolido por Marcos en 1973, fue ratificado por un aplastante voto popular en febrero de 1987. Aquino celebró elecciones para el nuevo Congreso y rompió los monopolios de los aliados de Marcos sobre la economía, que experimentó un crecimiento sostenido. por muchos años. Pero no pudo emprender reformas económicas o sociales fundamentales, y su popularidad disminuyó constantemente a medida que enfrentó continuas protestas por la injusticia económica y la corrupción política. Estos problemas se agravaron por la guerra persistente entre la insurgencia comunista y un ejército cuyas lealtades a Aquino eran inciertas.

En general, sus políticas económicas fueron criticadas por ser mixtas o vacilantes frente a la pobreza masiva. Aquino fue reemplazada en el cargo por su exsecretario de Defensa, Fidel Ramos.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.