Biografía de Diego Rivera

Pintor y litógrafo mexicano (Guanajuato, 8 de diciembre de 1886 – Ciudad de México, 24 de noviembre de 1957).

Estudió en la Academia de San Carlos de México con Santiago Rebull y José María Velasco.

En 1907 llegó a Madrid para perfeccionar sus estudios con Eduardo Chicharro. En los años que pasó en Europa entre 1907 y 1922, dedicado a su formación artística en España, Francia e Italia, asimiló las más modernas tendencias, abandonó el academicismo y en sus comienzos reflejó influencias de su maestro Chicharro y de Zuloaga, así como de los cubistas Juan Gris y Pablo Picasso, aunque nunca aplicó el cubismo en ninguna de sus monumentales obras, lo que le indujo a practicar un lenguaje artístico figurativo moderno, a través del cual los contenidos épicos de la historia mexicana que pinta en sus murales se hacen actuales y adquieren calidad.

Identificado con las ideas revolucionarias de su patria, volvió a México, donde, junto a Alfaro Siqueiros, estudió el arte antiguo de los mayas y de los aztecas, que influyeron de manera notable en su producción.

Ha sido el artista que más intensamente se dedicó al fresco monumental y público, en el que exaltó toda la historia de su país desde antes de la llegada de Colón a América hasta la revolución de 1910, con un realismo vigoroso y popular, y colores vivos.

Sus temas preferidos son la creación, la conquista española y la colonización anglosajona, y sus más importantes murales son los de la Secretaría de Educación Pública (1923), Palacio Nacional (1930), Estadio Universitario (1952) y la Sala de Actos de la Escuela Nacional de Arquitectura (1926), todos en México; su mural sobre la historia de la medicina en México abarca desde la época precolombina hasta el siglo XX.

El magnate y hombre de negocios estadounidense Rockefeller le encargó un mural en el año 1933, siendo alcalde de la ciudad de Nueva York, y una vez Rivera lo tuvo terminado ordenó que lo destruyera por no estar Rockefeller de acuerdo con su ideología; esta obra se encuentra actualmente en el Rockefeller Center de Nueva York. Su obra está caracterizada por la composición monumental, el color rico y caliente y el movimiento de las figuras.

Todas sus obras explican y enseñan algo, pero de una manera altamente estética. Le interesó más la vida humana que las experiencias en el campo del arte, y por ello compaginó su actividad creativa con su militancia en el partido comunista.

En algunos de sus cuadros de caballete, especialidad a la que se dedicó entre 1936 y 1940, se recreó en el paisaje y el retrato. Diego Rivera, Orozco y Alfaro Siqueiros constituyen la tríada muralista de México, país que figura a la cabeza de la pintura mural moderna.

Como escritor publicó un polémico ensayo con André Breton titulado Manifiesto por el arte revolucionario (1938).

Durante su vida contrajo nupcias en cuatro ocasiones, entre sus esposas, se encuentra la también artista Frida Kahlo, con quien vivió una de sus etapas más fructíferas, influyéndose mutuamente en sus obras.

Diego Rivera falleció a causa de una insuficiencia cardíaca a la edad de 70 años. Sus cenizas fueron enterradas en la Rotonda de Hombres Ilustres de Ciudad de México.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.