Biografía de Domingo Faustino Sarmiento

Presidente de Argentina (San Juan, Virreinato del Río de la Plata [actual Argentina], 14 de febrero de 1811 – Asunción, Paraguay, 11 de septiembre de 1888). Su nombre de nacimiento era Faustino Valentín Quiroga Sarmiento.

Domingo Faustino Sarmiento fue un educador, estadista y escritor que ascendió desde una posición de maestro de escuela rural hasta convertirse en presidente de Argentina (1868-1874). Como presidente, sentó las bases para el progreso nacional posterior fomentando la educación pública, estimulando el crecimiento del comercio y la agricultura, y alentando el desarrollo del transporte y las comunicaciones rápidas. Como escritor, es mejor recordado por su estudio sociológico-biográfico «Civilización y barbarie: vida de Juan Facundo Quiroga, y aspecto físico, costumbres, y hábitos de la República Argentina» (1845), que es un llamado a la industrialización y urbanización frente a la cultura de los gauchos de la pampa argentina. Pero es en gran parte su descripción amorosa del gaucho y la pampa lo que ha hecho de este libro un clásico de la literatura latinoamericana.

Sarmiento, en gran parte autodidacta, comenzó su carrera como maestro de escuela rural a los 15 años y pronto entró en la vida pública como legislador provincial. Su actividad política y su franqueza provocaron la ira del dictador militar Juan Manuel de Rosas, quien lo exilió a Chile en 1840. Allí Sarmiento participó activamente en la política y se convirtió en una figura importante del periodismo a través de sus artículos en el diario El Mercurio de Valparaíso.

En 1842 fue nombrado director de la primera fundación de la universidad de los profesores en América del Sur y comenzó a poner en práctica una permanente convicción de que los medios principales para el desarrollo nacional fue a través de un sistema de educación pública.

Durante ese período en Chile, Sarmiento escribió Facundo, una apasionada denuncia de la dictadura de Rosas en forma de biografía de Juan Facundo Quiroga, el tiránico lugarteniente gaucho de Rosas. El libro ha sido criticado por su estilo errático y simplificaciones excesivas, pero también ha sido calificado como el libro más importante producido en Hispanoamérica.

En 1845 el gobierno chileno envió a Sarmiento al exterior para estudiar métodos educativos en Europa y Estados Unidos. A los tres años regresó convencido de que Estados Unidos era el modelo a seguir por América Latina en su desarrollo. Sarmiento regresó a Argentina para ayudar a derrocar a Rosas en 1852; Continuó su actividad literaria y educativa y volvió a ingresar a la política argentina.

Sarmiento fue elegido presidente de Argentina en 1868 e inmediatamente comenzó a aplicar sus ideales liberales —su creencia en los principios democráticos y las libertades civiles y su oposición a los regímenes dictatoriales en cualquier forma— a la construcción de una nueva Argentina. Terminó la guerra con Paraguay heredado por su administración y se concentró en los logros domésticos. A un país mayoritariamente analfabeto, llevó escuelas primarias y secundarias, colegios de profesores, escuelas de formación profesional y técnica, bibliotecas y museos.

Cuando terminó su mandato en 1874, Sarmiento continuó activo en la vida pública. La mayoría de los 52 volúmenes de su obra publicada están dedicados a temas educativos.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.