Biografía de Donato D’Agnolo Di Pascuccio Bramante

Arquitecto renacentista italiano (Urbino, 1444 – Roma, 1514).

Uno de los arquitectos italianos de más influencia en el período del Renacimiento, desarrolló la primera etapa de su vida profesional en Lombardía, primero en Urbino, donde se formó con Luciano Laurano y Francesco di Giorgio, y luego en Milán, a donde en 1477 fue llamado por el nuevo duque, Ludovico el Moro, y donde conoció a Leonardo da Vinci.

Su primera gran obra fue la ampliación de la iglesia de Santa Maria presso San Satiro (1482-1486). El espacio, sumamente limitado, no permitió la construcción de una cancillería, y Bramante solventó el problema con un primer ejemplo de arquitectura ilusionista: un coro falso que por efecto óptico parecía prolongar el sistema estructural de la nave.

Su segunda gran obra en Milán fue la tribuna de la iglesia de Santa Maria delle Grazie (h. 1492-1498), con una cúpula poligonal sobre el ábside, cuyo interior tiene elementos en común con la sacristía de Filippo Brunelleschi de la iglesia de San Lorenzo en Florencia. Son también de esta época dos proyectos importantes que realizó en Lombardía, los planos de la catedral de Pavía (1488), dibujados con la colaboración de Giorgio y de Amadei, y los de la plaza de Vigevano.

En su primera etapa sintetizó los estilos de Alberti y Brunelleschi, grandes maestros del siglo XV. y la tradición decorativa de Lombardía.

En 1499 llegó a Roma para iniciar la segunda etapa de su carrera. Después de construir el claustro de Santa María de la Pace (1500), Bramante inició su obra más importante, el templete de la iglesia de San Pietro in Montorio (1503). Sobre el lugar donde se supone que fue martirizado san Pedro, construyó lo que fue el ejemplo a imitar de la belleza renacentista, con la estructura circular del templo antiguo.

En 1504, el papa Julio II presentó un gran programa de obras para el Vaticano, cuya dirección confió a Bramante. En 1505 inició la construcción del Belvedere, con la intención de unir el viejo Belvedere de Inocencio VII con el palacio del Vaticano. El proyecto general para la basílica de San Pedro se inició en 1506. Los planos, actualmente conservados en la Galeria degli Uffizi de Florencia, dispusieron una planta de cruz griega con una gran cúpula en la intersección, cuatro cúpulas menores y dos campaniles. La muerte de Julio II en 1513 y la de Bramante al año siguiente detuvieron las obras, reanudadas más adelante por Miguel Ángel.

La última etapa de Bramante demostró un estilo más monumental, aunque con el mismo equilibrio en sus efectos espaciales. Su principal aportación al arte renacentista se centró en la idea de la importancia de la composición arquitectónica.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar