Biografía de Ennio Morricone

Compositor y director de orquesta italiano (Roma, 10 de noviembre de 1928 – Selcetta, Roma, 6 de julio de 2020).

Ennio Morricone fue probablemente el compositor de películas más famoso del siglo XX. También fue uno de los compositores más prolíficos trabajando en cualquier medio. No se dispone de una cifra exacta, pero compuso más de 500 bandas sonoras de películas durante varias décadas, además de muchas docenas de obras clásicas.

Si bien las bandas sonoras de sus películas contaban con casi todos los estilos musicales imaginables (y para casi todos los tipos de películas imaginables), estaba más identificado dentro del género «spaghetti western», siendo pionero al proporcionar el telón de fondo musical para las películas del director Sergio Leone. La paleta de Morricone fue extraordinariamente diversa, extrayendo de la música clásica, jazz, pop, rock, electrónica, vanguardista e italiana, entre otros estilos.

Estimado por figuras tan importantes de la música moderna como John Zorn (sin mencionar a directores contemporáneos como Martin Scorsese), con frecuencia fue situado no solo entre los mejores compositores de bandas sonoras, sino también entre los compositores contemporáneos más importantes de cualquier género.

Morricone aprendió a tocar la trompeta cuando era niño y con tan solo seis años ya había compuesto su primera obra musical. Más tarde empezó a estudiar música en el Conservatorio de Santa Cecilia de Roma, con 9 años. Instado a concentrarse en la composición por sus instructores, se mantuvo tocando la trompeta en bandas de jazz y luego trabajó para la cadena de radio nacional de Italia después de graduarse en el conservatorio.

No comenzó a orquestar películas hasta principios de los 60 y no comenzó a atraer la atención internacional hasta que comenzó a colaborar con Leone, en su largometraje «Por un puñado de dólares» a mediados de los 60. A través de sus bandas sonoras amplificó la trama y el drama de la película mediante el uso ingenioso de diversos arreglos e instrumentación con arpas judías, armónicas disonantes, piccolos danzantes, órganos de iglesia grandilocuentes, silbidos espeluznantes, trompetas atronadoras, baladas de pistoleros extrañamente cantadas y coros vocales fantasmales se convirtieron en marcas registradas de las producciones de Morricone en los films de Leone.

La influencia del rock & roll se sintió en las guitarras bajas y siniestras, que reflejaban el sonido de las grabaciones contemporáneas de The Ventures, Duane Eddy, The Shadows y John Barry. La composición más famosa de Morricone, el tema de la película «El bueno, el feo y el malo», ocupó el segundo lugar de las listas musicales en los Estados Unido, siendo interpretado por Hugo Montenegro.

Incluso mientras estaba ocupado colaborando con Leone, Morricone encontró tiempo para varios otros proyectos cinematográficos, como el clásico de agitprop Battle of Argel y Burn!. Durante los años 70, Morricone estaba terminando su participación tanto con Leone como con el spaghetti Western, trabajando con para muchos otros directores de todo el mundo. La gran orquestación y los motivos memorables eran un lugar común en la obra de Morricone; Warren Beatty, por ejemplo, dijo una vez al Los Angeles Times que «no hay nadie mejor que Ennio para crear un tema inquietante». Sus partituras también comenzaron a utilizar influencias electrónicas más contemporáneas, con resultados mixtos.

La edad nunca frenó a Morricone en lo más mínimo. De hecho, las décadas de 1980, 1990 y 2000 vieron su éxito comercial y su reconocimiento generalizado en un pico histórico. Obtuvo nominaciones al Oscar por La misión, Los Intocables, Bugsy y Maléna, y trabajó para directores tan importantes como Pedro Almodóvar, Brian DePalma, Roman Polanski, Mike Nichols, Oliver Stone y Barry Levinson. Cinema Paradiso es probablemente la más famosa de sus partituras de ese período.

Cuando contaba con más de ochenta años, trabajó en el film de oeste de Quentin Tarantino «The Hateful Eight», que le valió un Globo de Oro y su primer Premio de la Academia a la Mejor Música Original. Morricone todavía estaba trabajando en bandas sonoras de películas durante los últimos meses de su vida; murió el 6 de julio de 2020, a la edad de 91 años, mientras se recuperaba de una fractura femoral en un hospital de Roma.

Con tal abundancia de grabaciones, coleccionar Morricone sigue siendo una propuesta abrumadora. Es dudoso que alguien recopile todas sus bandas sonoras bajo un mismo techo; después de todo, el propio compositor ni siquiera recordaba en cuántas películas ha trabajado. The Legendary Italian Westerns de RCA, los dos volúmenes Film Music de Virgin y Rhino’s Anthology son colecciones útiles, y el sello DRG ha reeditado otras compilaciones notables de su trabajo.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.