Biografía de Enrique San Francisco

Humorista y actor español (Madrid, 10 de marzo de 1955 – 1 de marzo de 2021). Su nombre completo es Rogelio Enrique San Francisco Cobo, también conocido como Quique San Francisco.

Nació en Madrid, pero pronto se trasladó a la ciudad de Barcelona, donde transcurrió su infancia. Allí vivió con su madre y su padrastro, que le dio el apellido. Con tan solo seis años debutó en el cine con la película «Diferente», de Luis María Delgado, después tras haber hecho publicidad y, en el teatro, dos años después en «El sueño de una noche de verano». Más tarde, con 10 años, se convirtió en un rostro conocido de la televisión con «Santi, botones de hotel».

De vuelta a Madrid, se dedicó profesionalmente a la interpretación, dentro de una carrera muy mediatizada por sus peculiares rasgos físicos. Fue allí donde conoció a su padre, Vicente Haro, cuando Enrique contaba con 17 años, tras una adolescencia y primera juventud de rodar de pensión en pensión madrileñas.

En 1975, junto con Fernando Fernán Gómez, hizo su aparición de nuevo en la pequeña pantalla con «El pícaro», donde San Francisco se consagró como actor.

Posteriormente, de la mano del director de cine Eloy de la Iglesia, trabajó en películas como «Navajeros» (1980), «La mujer del ministro» (1981), «Colegas» (1982) y «El pico» (1983). También se suma a su repertorio el film «Maravillas» (1981), de Manuel Gutiérrez Aragón.

Tras la década de 1980, donde participó siempre en calidad de eterno personaje secundario, trabajó en «Orquesta Club Virginia» (1992), de Manuel Iborra; «Acción mutante» (1993), de Álex de la Iglesia; «Tirano Banderas» (1995), de José Luis García Sánchez; «La ley de la frontera» (1995), de Adolfo Aristarain; «Belmonte» (1995), de Juan Sebastián Bollaín, o «París-Tombuctú» (1999), de Luis García Berlanga.

Con la llegada del nuevo siglo, Enrique San Francisco, interpretó a Tinín en la serie de televisión española «Cuéntame cómo pasó» desde 2001 a 2008 y, volvió al teatro, protagonizando la obra «Misterioso asesinato en Manhattan» (2007).

En su biografía, marcado a fuego está el accidente en moto que le dejó en silla de ruedas en 2002. Motero confeso, un coche le embistió por detrás y tuvo que ser intervenido en una operación de 11 horas. También en su currículum se encuentra el haber sido pareja de Rosario Flores y ser un confeso adicto al tabaco y su inseparable cerveza, sellos inconfundibles de su personaje.

En diciembre de 2020, protagonizó un spot publicitario navideño, donde representaba a la muerte en un entrañable papel con la pandemia como tema principal del comercial, cuya reflexión era valorar las pequeñas cosas de la vida. Tres meses más tarde, el 1 de marzo de 2021, Enrique San Francisco falleció en Madrid víctima de una neumonía bilateral.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.