Biografía de Eurípides

Dramaturgo griego (Salamina, 480 a. C. – Macedonia, 406 a. C.).

Las noticias sobre su vida son confusas. Algunos autores le atribuyeron ascendencia nobiliaria, mientras otras fuentes lo consideraban hijo de un tabernero y de una vendedora de legumbres. De igual modo, se dijo de Eurípides que había sido pintor y atleta, y que contrajo matrimonio en dos ocasiones, ambas desgraciadas. Puede afirmarse que tuvo tres hijos: uno fue comerciante, otro actor y el tercero, también llamado Eurípides, dramaturgo.

Su interés por las ciencias le llevó a relacionarse con el filósofo Anaxágoras y con los sofistas Protágoras y Pródicos; los tres dejaron honda huella en la posterior producción teatral de Eurípides.

Consagrado a la poesía y al arte dramático, en el año 455 a. C. estrenó su primera obra: Los Pelíadas. De las 92 obras que llegó a escribir, solamente 17 se conservan integras.

Del resto apenas hay noticia del título o sólo quedan fragmentos dispersos. Eurípides murió en la corte de Arquelao. rey de Macedonia, según la leyenda, devorado por una jauría de perros.

Las obras de Eurípides, que transformaron el concepto y las formas clásicas de la tragedia, se decantaron hacia un estilo intimista: hacían especial hincapié en el estudio psicológico de las pasiones amorosas y prestaban detenida atención a la sensibilidad de sus personajes femeninos. En su continua búsqueda de nuevos argumentos, y siempre influenciado por cuestiones filosóficas, Eurípides exploró el drama interior del ciudadano que enfrenta sus propios sentimientos a las leyes externas de la polis; en el aspecto técnico, introdujo los prólogos en la representación teatral, cuidó los vestuarios y sentó las pautas escénicas para independizar los coros del desarrollo de la acción.

Tantas innovaciones no siempre contentaron los gustos del público: sólo cosechó éxitos con cinco de sus obras, y sufrió una mordaz crítica en la comedia Las ranas, de Aristófanes, que ensalzaba la obra de Esquilo. Sin embargo, su popularidad creció poco después de morir, y Luciano de Samosata señaló la euripidomanía imperante entre el público ateniense.

Las 17 tragedias conservadas se titulan: Alkestis (Alcestes, 438), Medeia (Medea, 431), Hippolytos stephanephoros (Hipólito, 428), Herakleidai (Los Heráclidas, 430-427), Andromaka (Andrómaca, 426), Ion (Ion, 418), Troades (Las troyanas, 415), Iphigeneia en Taurois (Ifigenia en Táuride, 414), Elektra (Electra, 413), Helene (Helena, 412), Phoinissai (Las fenicias, 409-408), Orestes (Orestes, 408), Iphigeneia he en Aulidi (Ifigenia en Aulide y Bakkai (Las bacantes). Las dos últimas fueron escritas en Macedonia y estrenadas tras su muerte. Escribió también un drama satírico: Kvklops (El ciclope ). El Reso, tragedia atribuida a Eurípides, posiblemente no sea obra suya.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.