Biografía de Filippo Brunelleschi

Arquitecto renacentista italiano (Florencia, 1377 – 1446). Su nombre completo es Filippo di Ser Brunellesco Lapi.

Fue el iniciador de la arquitectura renacentista italiana. Con formación en orfebrería y en escultura, en 1401 presentó su primer diseño para la puerta del baptisterio de Florencia, concurso que ganó Lorenzo Ghiberti.

Estudió arquitectura clásica en Roma, con Donatello. Su obra más destacable fue la cúpula de la catedral de Santa María del Fiore en Florencia, que comenzó en 1421 y quedó inacabada debido a problemas estructurales. El conjunto de la catedral, un viejo edificio gótico, supuso un reto que Brunelleschi superó a través de la distribución precisa de superficies bien equilibradas. La cúpula octogonal, de 39 metros de diámetro y 91 metros de altura, se completo sin ningún soporte central, mediante la utilización de materiales nuevos y más ligeros, y el conocimiento sobre la formulación de la perspectiva que poseía Brunelleschi.

Su concepción de la armonía entre proporciones, base de la arquitectura del Renacimiento, fue perfectamente plasmada en la sacristía vieja de la iglesia de San Lorenzo (1420), donde la cúpula y la planta cuadrada, y los detalles clásicos en las columnas y en los arcos, se suman a los elementos que están directa y visiblemente en proporción. Otros ejemplos de esta novedosa armonía son el Ospedale degli Innocenti (Hospital de los Inocentes) y la capilla Pazzi de la iglesia de Santa Cruz (1429-1446).

En 1434 comenzó a trabajar en la iglesia de Santa María degli Angeli, obra que nunca acabó. De planta central, la primera del Renacimiento, el espacio interno y los efectos luminosos reflejaron la delicadeza y pureza de los detalles y la constancia del orden interno y precisión de su organización. La iglesia del Espíritu Santo (1436-1444) también siguió esta misma línea, así como sus obras civiles en el Palazzo Güelfo, el Pórtico de los Inocentes y el Palazzo Pitti.

Otras obras atribuidas a Brunelleschi son el Palazzo Quaratesi, la badía de San Bartolomé, más conocida como la badía Fiesolana, y la logia de San Piero a Grado, cerca de Pisa, realizadas entre 1440 y 1450.

Su obra arquitectónica fue el paradigma de la arquitectura renacentista. Su idea de la proporción y la armonía influyó de manera directa en el trabajo de Miguel Ángel y Bramante.

También influyó en la pintura de perspectiva del Renacimiento italiano, ya que dicho estilo se fundamento en unos esquemas sobre perspectivas que realizó Brunelleschi entre 1417 y 1420.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.