Biografía de Gioachino Rossini

Compositor de óperas italiano (Pésaro, 29 de febrero de 1792 – París, 13 de noviembre de 1868). Su nombre completo es Gioachino Antonio Rossini.

Hijo de músicos ambulantes, su primera instrucción musical la recibió de sus padres. A los diez años cantaba por encargo en iglesias o interpretando pequeños papeles en el Teatro Comunal, a los doce ya sabía tocar el violín y el piano, y, caso único en la historia de la música, a esta edad compuso sonatas para cuatro instrumentos, de un nivel técnico considerable.

Estudió contrapunto por sí mismo leyendo las partituras de Mozart y de Haydn. El Cavaliere Giusti, de Bolonia, reconoció sus excepcionales dotes y le ayudó económicamente para seguir su carrera. Pudo así estudiar canto y composición con el abate Mattei, director del Liceo Musical de Bolonia, al que asistió entre 1804 y 1810.

Sus primeras composiciones para el teatro fueron algunas obras cómicas, que se representaron en Venecia, y a partir de 1810 escribió algunas operetas: La cambiale di matrimonio, con un éxito que le facilitó estrenar en los teatros del norte de Italia, La scala di seta, L’occasione fa il ladro, Il signor Bruschino o Il figlio per azzardo.

En 1813 compuso una ópera que le hizo famoso a pesar de su juventud, L’italiana in Algeri. Tres años más tarde estrenó la que le dio el título de mejor compositor lírico italiano de su época: Il barbiere di Siviglia (El barbero de Sevilla), que estuvo en los programas de los teatros de ópera hasta finales del siglo XX y fue considerada su obra maestra.

De entre 1815 y 1823, época en la que firmó con un empresario un contrato por el que se comprometía a escribir dos óperas cada año, sus obras más destacadas fueron: Il turco in Italia, Elisabetta, Otello, La Cenerentola, La gazza ladra, La donna del lago, Semiramis, Mosè in Egitto.

Realizó un viaje a Londres y cambió temporalmente de actividad, dedicándose en la capital inglesa a dar conciertos y clases particulares. En 1825 se trasladó a París, donde, con motivo de la coronación de Carlos X, compuso Il viaggio a Reims, ópera que tres años más tarde se convirtió en El conde Ory, y arregló algunas otras obras para su representación en el Teatro de la Ópera de la capital francesa. Guillaume Tell (Guillermo Tell), una ópera pensada originalmente para el público francés, compuesta en 1829, no tuvo éxito en un principio, y sin embargo, acabó convirtiéndose en la muestra más representativa de la ópera francesa.

En París ocupó el cargo de intendente de música e inspector general de canto de la corte real, del que fue destituido durante la Revolución de julio de 1830. Rossini produjo también obras para coro, marchas militares, piezas para voces para el aprendizaje del canto, con títulos humorísticos y de contenido gracioso y vivo.

De 1836 a 1856 vivió en algunas ciudades italianas, pero regresó a París definitivamente. Al morir destinó sus bienes a la fundación de una residencia para músicos ancianos.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.