Biografía de Gustavo Cerati

Músico argentino (Barracas, Buenos Aires, 11 de agosto de 1959 – Buenos Aires, Argentina, 4 de septiembre de 2014). Su nombre completo era Gustavo Adrián Cerati Clark.

La leyenda del rock argentino Gustavo Cerati es una figura destacada en la música popular latina. Fue el líder de Soda Stereo, la banda de rock en español más influyente de los años 80 y principios de los 90, posiblemente de todos los tiempos, y luego desarrolló una convincente carrera en solitario que solo fomentó su mística. Principalmente guitarrista, vocalista, compositor y productor, aunque dotado de habilidades musicales adicionales, es probable que Cerati siempre sea más venerado por su trabajo con Soda Stereo. El trío se formó a principios de la década de los 80 y ascendió constantemente a alturas vertiginosas de popularidad en toda América Latina. Sus frecuentes giras de conciertos llenaron estadios y arenas desde Buenos Aires hasta Los Ángeles, y cuando la banda finalmente se retiró en 1997 con una gran gira de despedida, la música latina sufrió una pérdida significativa. Sin lugar a dudas, no había una banda de rock en español de la escala de Soda Stereo, por lo que los fanáticos esperaban con esperanza y aprensión el debut de Cerati como solista.

Por supuesto, había lanzado un álbum en solitario durante la pausa de principios de los 90 de Soda Stereo, Amor Amarillo (1994), pero no era una preparación para lo que él mismo consideraba su debut en solitario oficial, Bocanada (1999). Un álbum intensamente ambicioso que incorpora rock de guitarra, electrónica y arreglos orquestales, Bocanada fue una empresa prodigiosa, que le valió a Cerati elogios y el desprecio, elogios de quienes lo vieron como un golpe maestro y el desprecio de quienes desdeñaron su cada vez más evidente arte artístico. pretensiones, además de responsabilizar a su naturaleza caprichosa de la disolución de Soda Stereo. Sin embargo, Cerati se negó a frenar sus ambiciones, lanzando un trío de álbumes en 2002 que exploraban varias avenidas estilísticas: + Bien, una banda sonora de cine ambiental; 11 Episodios Sinfónicos, un concierto orquestal; y Siempre Es Hoy, un disco de rock electrónico. Sin embargo, justo cuando parecía que la experimentación de Cerati había alienado a un segmento cada vez mayor de su audiencia, regresó a sus raíces en 2006 con Ahí Vamos, un álbum de rock de guitarra en auge que fue colmado de elogios desde todos los rincones y rápidamente marcó el comienzo él de regreso a la corriente principal de la música latina.

Gustavo Cerati fue influenciado musicalmente por artistas de rock clásico como los Beatles, David Bowie, Pink Floyd, King Crimson y Led Zeppelin. En 1982, formó Soda Stereo junto con Zeta Bosio (bajista; Héctor Bosio) y Charly Alberti (batería; Carlos Ficcichia); Cerati tocaba la guitarra, cantaba la voz principal y era el principal compositor de la banda. Influenciado por la nueva ola del momento, como Elvis Costello, XTC, y especialmente The Police, Soda Stereo trabajó en el circuito de rock underground de Buenos Aires durante un par de años, grabando algunos demos y tocando en bares. Hay que tener en cuenta que todo esto sucedió en la época en que Raúl Alfonsín fue elegido presidente de Argentina en 1983, lo que puso fin al traumático régimen militar que había asolado al país durante casi una década y, en consecuencia, generó un emocionante ambiente de libertad. y esperanza de un futuro mejor. En agosto de 1983, Soda Stereo firmó con CBS Records, que lanzó el álbum debut homónimo de la banda al año siguiente. Producida por Federico Moura, vocalista principal de la reconocida banda de rock argentina Virus, Soda Stereo (1984) mostró bien las influencias new wave de la banda, como canciones como «¿Por Que No Puedo Ser del Jet Set?» incorporó una fuerte dosis de ska, además de rock y pop.

Soda Stereo regresó al año siguiente con su álbum innovador, Nada Personal (1985), que presentaba un estilo de música mucho más desarrollado y cada vez más distinto. El álbum contó con un éxito significativo, «Cuando Pase el Temblor», y obtuvo mucha adoración para la banda en toda Argentina, especialmente entre los críticos. Y si Nada Personal estableció Soda Stereo a nivel nacional, su siguiente álbum, Signos, los estableció internacionalmente, específicamente en los países vecinos de Sudamérica. Signos continuó el desarrollo musical que había sido bien evidente en Nada Personal, incluidas las contribuciones de Fabián Von Quintiero(teclados), Richard Coleman (guitarra) y Celsa Mel Gowland (voz). Estas contribuciones externas ayudaron a facilitar un sonido más grande para la banda, es decir, un sonido del tamaño de un estadio a la U2, que convirtió sus conciertos en experiencias monumentales, como se documenta en Ruido Blanco (1987), un álbum en vivo grabado durante la gira de apoyo de Signos., compuesto por actuaciones en Argentina, Chile, Perú, México y Venezuela.

Ahora, la banda de rock más popular y posiblemente más importante de América Latina, Soda Stereo viajó a la ciudad de Nueva York para grabar su próximo álbum, Doble Vida (1988). Trabajaron allí con Carlos Alomar, más conocido como el guitarrista de David Bowie de mediados a finales de los 70, un período fructífero que incluye álbumes clásicos como Station to Station (1976), Low (1977) y Heroes (1977). El puertorriqueño, Alomar, no era muy conocido pese a todo y haber colaborado además con artistas de la talla como Iggy Pop o Paul McCartney. Como resultado, el disco vendió rápidamente más de un millón de copias, Doble Vida generó una serie de éxitos, incluidos «Lo Que Sangra (La Cúpula)», «Corazón Delator» y «En la Ciudad de la Furia», y mantuvo la gran cantidad de seguidores de Soda Stereo en todo momento en América Latina.

La banda realizó algunos conciertos apropiadamente masivos en esta época, especialmente ante una audiencia de 25.000 personas en El Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires y también ante una audiencia de 150.000 personas en El Festival Tres Días por la Democracia. Además, Soda Stereo hizo una gira por toda Argentina, tocando aproximadamente 30 shows ante un total estimado de 270.000 personas, y luego hicieron una gira por América Latina antes de culminar su road show en diciembre de 1989 con dos presentaciones en el Palace de Los Ángeles. Ese mismo año también lanzaron un EP, Languis, que incluía una nueva canción, «Mundo de Quimeras», además de nuevas versiones de tres temas de Doble Vida.

Soda Stereo regresó al estudio en 1990 después de su gira relámpago por las Américas, y el resultado, lanzado a finales de año, fue Canción Animal, ampliamente citado como su mejor álbum. Fue concebido con el aporte de Daniel Melero, Andrea Alvarez y Tweety González, todos ellos importantes figuras del rock argentino de la época, y se tomó la decisión de grabar un disco más crudo y con más guitarras que el heavy. produjo – algunos dirían, superproducido – Doble Vida. No hace falta decirlo, Canción Animalfue un éxito, con lo que se convertiría en la canción insignia de la banda, «De Musica Ligera», y se produjo una gira, titulada Gira Animal, que los llevó hasta Europa. Un EP compuesto principalmente de remixes, Rex Mix (1991), ganó tiempo en el mercado mientras la banda tomaba un merecido descanso.

Sin embargo, Cerati resurgió en 1992 con un álbum de electrónica experimental que había grabado con Melero, Colores Santos. La recepción fue mixta para el álbum desigual, que quizás sea más notable por la inclusión de «Tu Medicina», una canción dedicada al padre de Cerati, quien había fallecido recientemente. Ese mismo año se casó con la modelo chilena Cecilia Amenábar, con quien tuvo dos hijos, Lisa y Benito (la pareja se divorciaría posteriormente en 2002).Soda Stereo se reagrupó, grabaron Dynamo (1993), que debutaron a lo largo de seis conciertos en El Estadio Obras Sanitarias en septiembre de 1992, antes de embarcarse en su sexta gira por Latinoamérica.

Dynamo, el álbum más aventurero de Soda Stereo hasta la fecha, le fue mal. Los fanáticos de toda la vida no apreciaron los aspectos experimentales del álbum, y la dirección general de la banda, cada vez más impulsada por Melero, quien no solo contribuyó musicalmente sino que también coescribió las canciones, parecía claramente cuestionable. Y por eso quizás no fue sorprendente cuando la banda se tomó un descanso, y Cerati se tomó el tiempo para grabar un álbum propio. Amor Amarillo (1994), coproducido por Bosio, fue un álbum de rock de guitarra refrescantemente sencillo, un marcado contraste con Dynamo.; mientras que ese álbum había sido deliberadamente desafiante y, a menudo, sobrecargado en sus pretensiones, este fue fácilmente agradable y tranquilo en su perspectiva. Presenta varios aspectos destacados, pero quizás los más notables son los personales: «Lisa» se titula en honor al primer hijo de Cerati, a quien esperaba durante la concepción del álbum, y «Te Llevo Para Que Me Lleves» es un dueto con su nuevo esposa, Cecilia – tal intimidad es un mundo aparte del tenor más grande que la vida de Soda Stereo. Además, hay una rara canción de cover aquí, «Bajan», originalmente interpretada por la leyenda del rock argentino Luis Alberto Spinetta, cuyo hijo Dante se estaba estableciendo al mismo tiempo musicalmente como parte del popular dúo de rock-rap Illya Kuryaki y los Valderramas.

Tras su debut en solitario, Cerati se reagrupó con Soda Stereo para grabar el que sería el último álbum de estudio de la banda, Sueño Stereo (1995). Sueño Stereo, un álbum más humilde que Dynamo y, en consecuencia, más exitoso comercialmente, apuntando a los seguidores masivos de la banda en el proceso, fue ambicioso en alcance, ciertamente más que el relativamente tranquilo Amor Amarillo. Por ejemplo, tanto Cerati como Bosiocontribuyó con la electrónica de varios tipos, incluidas muestras, mientras que los músicos de estudio contribuyeron con viola, violín, violonchelo, piano Rhodes y trompeta. Se montaron sencillos de éxito, como «Paseando por Roma», «Zoom» y «Ella Usó Mi Cabeza Como un Revólver», y la banda volvió a salir a la carretera, recorriendo América Latina y luego los Estados Unidos. En medio de toda la emoción que rodeó el regreso de Soda Stereo, la banda filmó una actuación de MTV Unplugged que contó con un dueto memorable con Andrea Echeverri de Aterciopelados. Lanzado como Comfort y Música Para Volar (1996), el álbum incluía tomas descartadas de Sueño Stereo además de grabaciones selectas del especial de MTV.

El 1 de mayo de 1997, los miembros de la banda celebraron una conferencia de prensa y anunciaron que Soda Stereo se rompería definitivamente después de una gira de despedida. Finalmente, el 20 de septiembre, la banda realizó su concierto final, un gran espectáculo en Buenos Aires en El Estadio de River Plate ante más de 70.000 personas. Un par de álbumes en vivo, El Ultimo Concierto, Pt. A y Pt. B (1997), se publicaron como documentos de esta gira final, al igual que una recopilación de lo mejor de dos discos, Chau Soda (1997). En los próximos años siguieron numerosos lanzamientos de catálogos posteriores.

Antes de que Cerati comenzara oficialmente su carrera en solitario, estuvo jugando un rato. Primero, inició un álbum tributo en español a la Policía, Outlandos d’Americas (1998), que incluyó la participación del guitarrista de esa banda, Andy Summers. Luego continuó explorando su interés por la electrónica, formando un dúo con Flavio Etcheto, Ocio, y lanzando un álbum, Medida Universal (1999). Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que revelara lo que consideraba su debut oficial en solitario, Bocanada.(1999). Un álbum intensamente ambicioso que incorpora rock de guitarra, electrónica, arreglos orquestales e incluso una ligera inclinación conceptual en algunos puntos, Bocanada fue una empresa prodigiosa, aunque inevitablemente molestó al segmento más voluble de su base de fans de Soda Stereo, algunos de los cuales culparon a su extravagancia. por la disolución de la banda. Sin embargo, Bocanada es un golpe maestro innegable: barroco, ciertamente, pero poético y hermoso, especialmente su tercio inicial. Los músicos acreditados en el álbum incluyen a Flavio Etcheto (teclados), Leo García (voz), Fernando Nalé (bajo), Martín Carrizo (batería) y Alejandro Terán.(arreglos orquestales). La crítica elogió a Bocanada y Cerati se embarcó en una gira internacional que lo llevó por toda América Latina, así como a Estados Unidos y España. No hace falta decir que su carrera en solitario tuvo un comienzo espectacular.

Tras componer la banda sonora de una película en la que actuó, experimental + Bien (2002) de Eduardo Capilla, y realizar un regio concierto orquestal arreglado por Alejandro Terán, estrenado como 11 Episodios Sinfónicos (2002), Cerati estrenó su segundo álbum oficial, Bocanada, y su tercer trabajo: Siempre Es Hoy (2002), al final de un año productivo. Más audaz en su experimentación, Siempre Es Hoy abandonó las florituras orquestales y la fría majestuosidad de Bocanada por ritmos contundentes informados por los coproductores Sacha Triujeque y Toy Hernández., dando como resultado un estilo de rock electrónico con visión de futuro. Entre los músicos contribuyentes se encontraban Flavio Etcheto (electrónica), Fernando Nalé (bajo), Leandro Fresco (teclados, voz), Pedro Moscuzza (batería) y DJ Zucker (turntablism).

La gira comenzó alrededor del momento del lanzamiento del álbum, extendiéndose nuevamente a través de América Latina hasta los Estados Unidos, y Cerati presentó el álbum en marzo de 2003 en El Estadio Luna Park en Buenos Aires, y luego lo presentó nuevamente con tres shows en septiembre en El Teatro Gran Rex. Reversiones / Siempre Es Hoy (2003), una colección en doble CD de varios remixes, complementa el álbum original y Canciones Elegidas 93-04 (2004), una recopilación retrospectiva de CD / DVD, culminó la década intermitente de Cerati como solista.


Un largo descanso generó una expectativa palpable para el próximo álbum de Cerati, Ahí Vamos (2006), que fue platino en Argentina incluso antes de su lanzamiento, basándose únicamente en pedidos anticipados. Mientras que Siempre Es Hoy había sido audazmente experimental e indulgente, a veces hasta el final, Ahí Vamos estaba destinado a complacer al público. Presentaba un rock de guitarra emergente a la Canción Animal -era Soda Stereo.

El enfoque de retroceso fue facilitado por la participación de una larga lista de antiguos asociados musicales de Cerati, incluidos Richard Coleman, Fernando Nalé, Leandro Fresco, Tweety González, Emmanuel Cauvet, Fernando Samalea, Pedro Moscuzza, Bolsa González, Flavio Etcheto y Capri. Además, Cerati empleó a las leyendas del estudio Héctor Castillo y Howie Weinberg para la ingeniería y la masterización, respectivamente, lo que le dio al álbum un brillo agradable. Ahí Vamos tocó la fibra sensible de los fanáticos de toda la vida, por supuesto, como incluso los molestos por CeratiLos desvíos hacia la electrónica volvieron al redil. Los críticos estaban igualmente cautivados y, a su vez, el álbum terminó ganando un par de Latin Grammy (Mejor Álbum Vocal de Rock; Mejor Canción de Rock, por «Crimen»). Una gira larga y sinuosa comenzó en junio de 2006 y continuó durante el resto del año, ya que Cerati hizo todas sus paradas habituales a lo largo del continuo latino e incluso actuó en Londres por primera vez.

Gustavo Cerati no esperó demasiado para reanudar la grabación de otro álbum en solitario, y Fuerza Natural apareció en septiembre de 2009. Un desvío estilístico, fue en gran parte acústico y capturó un lado más folk de Cerati. El álbum se vendió bien en Argentina, así como en todo el mundo, y ganó un Grammy Latino al Mejor Álbum de Rock.

Sin embargo, su éxito para Cerati se vio empañado por problemas de salud. Luego de un concierto en Caracas en mayo de 2010, Cerati sufrió un derrame cerebral que lo dejó con daño cerebral; permaneció en coma durante más de cuatro años antes de fallecer en septiembre de 2014, robando al mundo de la música uno de sus mayores talentos.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.