Biografía de Horacio

Poeta latino (Venusia, 65 a. C. – Roma, 8 a. C.). Su verdadero nombre es Quintos Horario Flaco.

Hijo de esclavos emancipados, su familia, originaria de Venusia, se trasladó a Roma, donde Horacio recibió una selecta educación. En el año 46 a. C., cuando hubo finalizado sus estudios, se trasladó a Atenas, donde convivió con jóvenes nobles y acabó su formación en la Academia de Platón, como solían hacerlo los hijos de las familias acaudaladas.

Después de la muerte por asesinato del emperador Julio César en marzo del 44 a. C., el Imperio de Oriente, incluyendo Atenas, estuvo temporalmente en poder de sus asesinos, Bruto y Casio. Bruto organizó un ejército que se dirigió a Asia para unirse a una gran armada cuyo objetivo era acabar con los herederos del dictador asesinado, Octavio y Antonio.

Horacio se alistó en el ejército de Bruto y fue nombrado tribunus militum (tribuno militar) con el mando de una legión, por lo que accedió así a la clase de los caballeros. En la batalla de Filipos (42 a. C.) el ejército de Bruto fue vencido, por lo que Horacio volvió a Roma, donde empezó a escribir sobre su participación en aquella batalla.

Nombrado oficial de scribae quaestorii o escribiente de tesorería, alrededor de 38 a. C. entró en el círculo artístico de Mecenas, uno de los fieles al emperador Augusto. Pronto obtuvo muchos beneficios y una gran amistad del emperador. No obstante, declinó aceptar el cargo de secretario imperial debido a su inclinación hacia el epicureísmo (doctrina filosófica que desestimaba los cargos políticos).

Sus primeras obras, los Epodoi (Epodos, 40-31 a. C.), diecisiete poemas de metro yámbico, se inspiraron en la obra de Arquíloco y en la poesía griega helenística, y, por su contenido, abarcaron desde los poemas amorosos a las invectivas contra un mal poeta o contra una vieja dama insaciable. La misma variedad se observa en sus primeras Sátiras (20 a. C.), llamadas también Sermones, dieciocho poemas, en dos libros, en hexámetros de una notable perfección.

En su colección de Odas trató las cosas de la vida con abundantes referencias autobiográficas. Estas Odas se componen de cuatro libros, los tres primeros dedicados a Mecenas y el cuarto a P. Fabio Máximo, y se inspiran en Safo, Alceo y la poesía helenística.

Utilizó por primera vez temas políticos en poesía no épica e incorporó a la lírica latina metros variados. Mientras componía las Odas, realizó también el himno coral Carmen Saeculare (Canto Secular) por encargo del emperador Augusto.

El primer libro de las Epistolae (Epístolas, 23-20 a. C.), cuya redacción es paralela a la poesía lírica, nos presenta a un hombre preocupado por la moral. En su obra teórica El arte poética (14 a. C.) reflejó de forma candente todas las discusiones sostenidas desde La poética de Aristóteles hasta los tratados de los eruditos de su época.

Horacio, que se llamó a sí mismo «mitad alma» de Virgilio, proclamó la alta misión ciudadana del poeta y las grandes dificultades que encierra el arte, vencibles solamente sometiéndose a la maestría sin par de los artistas griegos.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.