Biografía de José Pedro Varela

Educador uruguayo (Montevideo, 19 de marzo de 1845 – 24 de octubre de 1879).

José Pedro Varela fue un escritor, periodista y político uruguayo, cuyo liderazgo resultó esencial en el desarrollo de la educación gratuita, universal y laica del país. Su primer contacto con la teoría de la educación vino de su padre, quien, en 1846, tradujo del francés el primer libro sobre pedagogía que se publicó en la región del Plata.

Durante un viaje a Estados Unidos en 1867, Varela conoció al educador y futuro presidente argentino Domingo Sarmiento, cuyos escritos sobre educación pública admiraba. Bajo la influencia de Sarmiento y del educador bostoniano Horace Mann, Varela decidió dedicar su vida a la reforma educativa uruguaya.

En 1868, Varela publicó el primero de muchos artículos en la prensa montevideana promoviendo la educación primaria gratuita y universal. Se convirtió en profesor de reforma educativa en la Universidad Nacional ese mismo año. En 1869 fundó Amigos de la Educación Popular, que jugó un papel central en la difusión de sus ideas. A través de su periódico, La Paz, promovió ideas educativas progresistas y criticó al gobierno del general Lorenzo Batlle. Sus escritos más influyentes incluyen La educación del pueblo (1874) y La legislación escolar (1877). En 1865 se fundó la primera escuela con un plan de estudios diseñado de acuerdo con las ideas de Varela.

El pensamiento de Varela sobre la educación se centró en sus creencias humanistas: instrucción gratuita y obligatoria para todos los ciudadanos, independientemente de su sexo, raza o clase social; el desarrollo de un plan de estudios racional y científico, en contraposición a la orientación escolar tradicional de la colonia española; el papel central del estado en la formación de profesores y la provisión de escuelas; y el vínculo íntimo entre la educación de la población y el surgimiento de Uruguay como un país independiente y próspero. El impulso idealista de sus valores, como los de Sarmiento, se basaba en la creencia de que el individuo, empoderado a través de la educación, se convertiría en un agente de modernización de las instituciones sociales y políticas de la región.

En 1876 Varela fue nombrado presidente de la Comisión de Instrucción Pública, que redactó la importante Ley de educación común (1877). Su muerte a los cuarenta y cuatro años no impidió el desarrollo de uno de los sistemas de educación pública más ambiciosos y exitosos del continente, basado en sus ideas.

Además de sus libros sobre educación, Varela escribió un volumen de poemas líricos, Ecos perdidos (1985), que figura entre las mejores expresiones líricas uruguayas de la época.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.