Biografía de Karl Pearson

Matemático y estadístico británico (Islington, Londres, 27 de marzo de 1857 – Coldharbour, Surrey, 27 de abril de 1936).

Estudió matemáticas en la Universidad de Cambridge, donde fue alumno de grandes matemáticos de la época como J. C. Maxwell, E. J. Routh, A. Cayley y W. Burnside.

Más tarde se trasladó a Alemania, donde acudió a la Universidad de Heidelberg, en la que estudió física, con el profesor G. H. Quineke, y metafísica, con K. Fisher. Completó sus estudios en Berlín, donde siguió los cursos de E. du Bois-Reymond sobre el darvinismo. Tiempo después, en 1880, estudió derecho en el Lincoln’s Inn, donde recibió el título de abogado, aunque nunca ejerció como tal.

Entre 1884 y 1911 trabajó como profesor de matemáticas aplicadas y mecánica en la Universidad de Londres, y más tarde, hasta 1933, enseñó genética. Durante todo este tiempo impartió clases de geometría en el Gresham College de Londres y en 1896 fue elegido miembro de la Royal Society.

En 1902, junto a Galton, Weldon y Davenport, fundó el periódico Biometrika, dedicado a la estadística. A partir de 1907 dirigió el laboratorio Francis Galton dedicado al estudio de la eugenesia, donde ideó métodos matemáticos y gráficos importantes para su aplicación a la biología, y más tarde, en 1925. fundó los Annals of Eugenics, que dirigió durante casi nueve años. De entre los numerosísimos trabajos y estudios que realizó, destaca su método de los momentos para determinar los valores de los parámetros de una distribución de frecuencias de un tipo determinado, correspondiente a una ecuación diferencial concreta. A partir de estos trabajos, estableció el valor del coeficiente de correlación que lleva su nombre. Los valores que puede tomar dicho coeficiente de correlación, denotado por r, están comprendidos entre el -1 y el 1. Si r es igual a ±1 se dice que el ajuste es perfecto y las variables X e Y de la función guardan una «relación funcional lineal exacta».

En 1904 demostró como se podía proporcionar un criterio para poder establecer la independencia de dos clasificaciones mediante unas tablas llamadas de contingencia. También desarrolló numerosas teorías, como la del «camino aleatorio» o «paseo al azar, que más tarde se convertirían en importantes áreas de estudio para los matemáticos en el campo de la estadística.

Se opuso a la teoría mendeliana, apoyada por W. Batenson, sobre la herencia biológica, y enunció la llamada ley de la herencia ancestral. Destaca su obra La gramática de la ciencia (1892), dedicada al estudio de la filosofía de la ciencia.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.