Biografía de León Tolstói

Escritor realista ruso (Yásnaia Poliana, Tula, 9 de septiembre de 1828 – Astápovo, Riazán, 20 de noviembre de 1910). Su nombre completo era Lev Nikoláievich Tolstói, más conocido como León Tolstói en español.

Descendiente de una familia de la antigua nobleza, Tolstoi quedó huérfano de madre a los 5 años. Poco después murieron un hermano y su padre, circunstancias que lo marcaron profundamente. Pasó su infancia у adolescencia con sus hermanos y familiares, y en su juventud marchó a Kazán, donde frecuentó primero la Facultad de Estudios Orientales y luego la de Jurisprudencia.

A los 19 años comenzó a llevar un diario que continuó escribiendo a lo largo de toda su vida. Por esta época ya se mostraba entusiasmado por todo lo que se refería a la literatura y estaba decidido a convertirse en un escritor. Con este fin leía, estudiaba y escribía a todas horas. Su primera novela es de carácter autobiográfico y la tituló Infancia (1851).

Al año siguiente de la publicación de ésta, se enroló como voluntario en el ejército y participó como oficial en la Guerra de Crimea. Relató esta experiencia en Sebastopol (1856), libro por el que comenzó a ser reconocido. Esta obra es, además de un notable relato realista, un alegato antibélico. Por esa misma época escribió también Adolescencia y Juventud, que más tarde fueron publicadas junto con Infancia.

Rápidamente se fue afianzando y logró el beneplácito de sus contemporáneos. Sus obras plantean situaciones de gran verosimilitud que están narradas en estilo conciso, natural y aparentemente sencillo, pero que no son más que el fruto de un trabajo profundo de observación y de una práctica constante de la escritura.

De 1857 a 1870 Tolstoi realizó algunos viajes al extranjero, después de los cuales regresó a Rusia mostrando un gran interés por las cuestiones sociales у pedagógicas. Consecuencia de ello son los artículos que publicó en 1862 sobre la importancia de la instrucción popular. Ese mismo año contrajo matrimonio con Sofia Bers, con la que compartió años de paz y una vida confortable, pues por entonces era uno de los terratenientes más poderosos de Rusia.

En 1864 comenzó su gran novela histórica Guerra y paz, que finalizó cuatro años después y que alcanzó un éxito inmediato. En 1877 terminó Ana Karenina, otra de sus grandes novelas, que también obtuvo una calurosa acogida.

Una grave enfermedad de su esposa y la muerte de dos de sus hijos profundizaron su deseo de encontrar la paz interior. En esos años indagó en la obra de filósofos y teólogos sin encontrar respuesta a sus inquietudes, hecho del que dio cuenta en Confesiones (1882) y en otros escritos. Esta indagación iba unida a sus preocupaciones sociales, que lo llevaron a protestar contra la miseria y la opresión.

De su vasta obra se pueden destacar, además de las mencionadas, las novelas La muerte de Iván Ilich (1883), Sonata a Kreutzer (1889) y Resurrección (1899). Escribió también piezas teatrales, ensayos filosóficos, religiosos, sociales у estéticos.

En los últimos años de su vida entró en una etapa mística y se dedicó a labrar la tierra, sin abandonar en ningún momento la literatura.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.