Biografía de Lorenzo Ghiberti

Escultor, orfebre y arquitecto italiano (Florencia, 1378 – 1 de diciembre de 1455). Su nombre de nacimiento era Lorenzo di Bartolo.

Se sabe que compuso una colección de apuntes al natural tomados de monumentos arquitectónicos y esculturas de la Antigüedad. Ganó el concurso para construir la segunda puerta del baptisterio de Florencia, certamen en el que también participaron J. della Quercia y Brunelleschi.

Ghiberti tomó como modelo para su obra la primera puerta del mismo baptisterio (realizada anteriormente por Andrea Pisano) e invirtió veintiún años en su talla (1403-1424). En los veintiocho compartimentos de esta puerta fueron representados pasajes bíblicos y de la vida de Cristo, los Evangelios y los doctores de la Iglesia; enmarcó las escenas con una cenefa de hojas y frutas.

Mientras realizaba esta puerta, Ghiberti se encargó de diversos trabajos como arquitecto en la catedral florentina; esculpió las estatuas de San Juan Bautista (1412-1415) y San Mateo (1419-1422, ambas para Orsanmichele), y labró los relieves para la pila bautismal de la catedral de Siena, que representan las escenas de El bautismo de Jesucristo y San Juan llevado ante Herodes (1417-1427).

Estas tallas precedieron a los relieves de la tercera puerta del baptisterio de Florencia (1425-1452), llamada por Miguel Ángel la puerta del Paraíso. Ghiberti dividió esta pieza en diez compartimentos (omitiendo los marcos góticos) para que las escenas representadas ganasen espacio, detallismo y perspectivas especialmente cuidadas.

Otras obras de Ghiberti fueron: la escultura de San Esteban (1425-1429), el relicario de bronce de Los tres mártires del Bargello (Florencia, 1428), la urna de San Zenobio para la iglesia florentina de Santa María del Fiore (1439-1442) y la tiara de oro del papa Eugenio IV (1434).

Sus creaciones fueron nexo entre una tradición gótica (heredera de Nicola Pisano y de Giotto), que perduró hasta bien entrado el siglo XV, y los nuevos modelos renacentistas, heredados del mundo clásico a través del estudio de las antigüedades.

En los Comentarios, escritos al final de su vida, Ghiberti inaugura el género autobiográfico en el mundo del arte, además de aportar importantes datos sobre sus contemporáneos del trecento en Florencia y Siena. Entre otras cuestiones estilísticas Ghiberti manifiesta en su obra que el arte estuvo dormido durante mil años hasta la aparición de Giotto.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.