Biografía de Luis Miguel

Cantante mexicano (Santurce, San Juan, Puerto Rico, 19 de abril de 1970). Su nombre completo es Luis Miguel Gallego Basteri, también conocido por su apodo de «El sol de México».

Luis Miguel nació fruto del matrimonio entre Luisito Rey y Marcela Basteri, de ascendencia española e italiana, respectivamente. Aunque nació en Puerto Rico, durante la mayor parte de su vida, el cantante ha vivido en México.

Su formación musical comenzó temprano, ya que su padre era guitarrista, y cuando tenía 12 años, Luis Miguel grabó su primer disco como vocalista. El joven cantante saltó a la fama internacional con un dueto grabado con la estrella del pop escocés Sheena Easton en 1984. El tema «Me Gustas Tal Como Eres», le valió a los cantantes el premio Grammy por Mejor Actuación Mexicano-Americana. Ese mismo año, Miguel también recogió premios en festivales de música en Chile e Italia. En su adolescencia, la sensación del canto grabó seis álbumes en español, entre los que se destacan «Yo Soy como quiero ser» (1987) y Un Hombre Busca una Mujer, lanzado un año más tarde, con los que cosechó premios de ventas de oro y platino en toda América Latina.

Luis Miguel hizo la transición a la edad adulta con el álbum 20 Años, lanzado en 1990, que reflejaba su edad en aquel momento. Una colección caracterizada por baladas románticas a medio tiempo, los brillantes valores de producción del álbum y los impecables arreglos que recordaron al contemporáneo de Luis Miguel en idioma inglés, Luther Vandross, quien entonces dominaba las listas de éxitos estadounidenses con un sonido similar. 20 años marcó el tono de los logros de Luis Miguel durante la próxima década. Comercialmente exitoso, el lanzamiento estableció una gran cantidad de récords de ventas en toda América Latina. Seis de sus sencillos ingresaron a las listas de éxitos en México simultáneamente, y el álbum vendió más de 600.000 copias en su primera semana. Después de su lanzamiento, Miguel fue reconocido como el vocalista masculino líder en América Latina.

Consolidado en el panorama musical, Luis Miguel recurrió a material más tradicional para tres de sus álbumes durante la década de 1990, lanzando una serie de aclamados álbumes en estilo bolero. Un género caracterizado por temas románticos y sentimentales transmitidos en un estilo apasionado, pero generalmente lánguido, el bolero encajaba perfectamente con la forma vocal distintiva de Luis Miguel. El primero de sus álbumes de boleros, Romance de 1991, no solo ganó docenas de premios de ventas en toda América Latina, sino que también recibió un disco de oro en los Estados Unidos. La continuación, Segundo Romance (1994), fue igualmente popular. El álbum estableció otro récord para Luis Miguel, entrando en la lista de álbumes de Billboard entre los 30 primeros en su debut. Era la posición más alta para un nuevo lanzamiento en español hasta ese momento, y un signo del atractivo internacional de Luis Miguel más allá del mercado latinoamericano. Un tercer álbum, Romances, completó el ciclo de boleros del cantante en 1997.

Con el fenomenal éxito de Miguel llegaron las críticas. Si bien invocó respuestas apasionadas de su público mayoritariamente femenino, su estilo de canto y musicalidad precisos le valieron la reputación de algunos críticos como un cantante predecible y anticuado.

Además de las críticas a su música como formal y florida, Miguel también enfrentó la presión de unirse a la tendencia hacia la grabación en inglés que se extendió por la escena de la música latina a fines de la década de 1990. Después de que Ricky Martin y Marc Anthony lograron un gran éxito en los Estados Unidos con lanzamientos en inglés, muchos esperaban ansiosos el primer lanzamiento de Miguel dirigido al mercado estadounidense. A pesar de las súplicas de su compañía discográfica para seguir la ola de cruce, sin embargo, Luis Miguel insistió en seguir con su propia visión musical. En cambio, Miguel empujó sus límites artísticos al actuar en la película Fiebre de Amor.

Además de los álbumes de boleros, Miguel continuó grabando una serie de exitosos lanzamientos de temática romántica en la década de 1990, incluidos «Aries» en 1993 y «Nada Es Igual» en 1996, con los que logró establecer nuevos récords de ventas.

Otro álbum romántico, Amarte Es un Placer fue lanzado en 1999. Luis Miguel también había producido el álbum, que presentaba su característica voz suave combinada con esfuerzos de producción de primer nivel. Si bien algunos críticos se sintieron decepcionados con el esfuerzo, el álbum le valió a Luis Miguel otra serie de premios Grammy. En la primera ceremonia anual de los Premios Grammy Latinos en septiembre de 2000, el cantante se llevó a casa premios por Álbum del Año, Mejor Álbum Pop y Mejor Interpretación Vocal Pop Masculina.

A fines de la década de 1990, Luis Miguel había ganado docenas de premios de ventas por sus álbumes, con un estimado de 35 millones vendidos en 2000, al tiempo que logró numerosos récords de conciertos. Además de su éxito en América Latina, Miguel también ganó una audiencia considerable en España y Estados Unidos. En este último país, la prensa sensacionalista se interesó ávidamente en la relación de Luis Miguel con la superestrella del pop Mariah Carey, e informó con entusiasmo los detalles de sus hábitos de regalar a la aclamada diva después de su encuentro a fines de 1998.

Luis Miguel atrajo duras críticas por su negativa a presentarse en los premios Grammy en 2001, lo que algunos miembros de la industria atribuyeron a la arrogancia. El hecho fue particularmente dañino para la reputación del cantante, considerando que los Premios Grammy Latinos por separado se acababan de establecer específicamente para aumentar el conocimiento de la música en español entre una audiencia más amplia en los Estados Unidos.

Con la controversia de los Grammy como la última de una serie de tempestades, Luis Miguel hizo a un lado a los críticos y siguió siendo bien acogido por el público de todo el mundo. Tomando un papel activo como productor y compositor, además de ofrecer su propia voz singular, Luis Miguel se ha forjado durante su dilatada carrera un lugar propio como el cantante masculino más popular de América Latina. Aplazando las ambiciones cruzadas de concentrarse en sus lanzamientos en español, Miguel también continuó definiendo el pop latino en la escena musical contemporánea.

En cuanto a su vida más personal, Luis Miguel ha estado unido sentimentalmente a Stephanie Salas (1988-1992), con quien tuvo a su hija Michelle nacida en 1989 y, posteriormente, con Aracely Arámbula (2005-2009), madre de los dos hijos varones del cantante: Miguel y Daniel.

Todavía en activo, realizando diversas giras y siendo acreedor de varios premios meritorios durante los últimos años, como su sexto Grammy Award, en la categoría Best Regional Mexican Music Album en 2019. La fortuna de Luis Miguel, vinculado a la discográfica Warner Music Group desde 1987, está valorada entorno a los 180 millones de dólares.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.