Biografía de Martín Lutero

Religioso y reformador alemán (Eisleben, Turingia, 10 de noviembre de 1483-18 de febrero de 1546). Su nombre de nacimiento era Martin Luder.

Artífice de la reforma protestante, tras realizar sus primeros estudios en Magdeburgo (1497) y Eisenach (1498), pasó a la universidad de Erfurt, donde se graduó en artes (1505) y profesó en el convento agustino de Erfurt (1505). Ordenado sacerdote en 1507, fue lector de filosofía moral en la universidad de Wittenberg.

Durante un viaje a Roma, en misión oficial por encargo de su orden, se escandalizó ante la falta de piedad y los libertinajes de la corte papal (1510).

En su Comentario a la Epístola de los romanos (1515-1516), manifestó los tres conceptos básicos de su posterior doctrina reformadora: el hombre es pecador siempre, comparado con la santidad de Dios; es justo cuando acepta que la fe en Dios y en el sacrificio de Cristo, su Hijo, es el vehículo de su salvación; y es penitente cuando comprende que, a cambio de todos los dones que Dios le ha dado, él ha respondido con maldades y ofensas.

La redacción de este Comentario a la Epístola de los romanos fue contemporánea de la predicación de Tetzel, de la bula cuyos ingresos estaban destinados a costear las obras de construcción de la basílica de San Pedro de Roma.

Lutero se opuso a este comercio de indulgencias y a otras muchas prácticas eclesiásticas que él consideraba depravadas, y para combatirlas emprendió la redacción de las 95 tesis que fijó en la puerta de la iglesia de Wittenbere, el 31 de octubre de 1517.

Sus posiciones alcanzaron gran difusión en toda Alemania, y Lutero aceptó debatirlas públicamente con otros teólogos en las dietas de Augsburgo y Leipzig.

El Papa lo conminó a retractarse, so pena de excomunión, en la bula Exurge Domini, que Lutero quemó públicamente el 10 de diciembre de 1520.

Ese mismo año publicó las tres obras hoy conocidas como los grandes escritos reformadores. El Manifiesto a la nobleza cristiana de Alemania defendía que la única fuente dogmática es la Biblia y que cada individuo está capacitado para interpretarla sin necesitar la mediación de ningún estamento sacerdotal; también propone la abolición del celibato eclesiástico y la reforma de la jerarquía eclesial y de la enseñanza de la religión.

Defensor de la soberanía de los príncipes, que consideró fundada en la voluntad de Dios, Lutero convertía a los gobernantes temporales en cabezas de la Iglesia en sus estados. La cautividad de Babilonia, dirigido a los teólogos, identificaba al papa con el Anticristo.

Finalmente, De la libertad del cristiano, desarrollaba teología paulina de la justificación por la fe. En otro orden de cosas, este libro sustituía la doctrina de la transustanciación por la de la consustanciación.

Lutero fue invitado a retractarse en la dieta de Worms (1521) y desterrado de Alemania al negarse a ello. Oculto en el castillo de Wartburg por Federico, elector de Sajonia, tradujo la Biblia del griego al alemán.

En 1522 introdujo reformas en el culto y combatió a los anabaptistas, y en 1529 trató infructuosamente de unificar las iglesias reformadas alemana y suiza (cuyo líder espiritual era Zwinglio).

En consonancia con las investigaciones lingüísticas del humanismo, Lutero creó una lengua literaria que acercaba el alemán diplomático y comercial al alemán hablado por el pueblo llano, para ello, tomó como punto de partida el dialecto sajón. Su libro de cánticos reunió diversas traducciones y adaptaciones de himnos y salmos religiosos, canciones populares y poesías originales.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.