Biografía de Octavio Paz

Poeta y ensayista mexicano (Ciudad de México, 31 de marzo de 1914 – 19 de abril de 1998). Su nombre completo era Octavio Irineo Paz Lozano.

Estudió en la Universidad Nacional. En 1931, a los diecisiete años, publicó su primer poema: «Cabellera». En ese mismo año comenzó a colaborar en la revista Barandal (1931-1932), y posteriormente en otras revistas literarias.

En 1933 apareció su primer libro de poemas, Luna silvestre. El de 1937 fue un año decisivo para el poeta: contrajo matrimonio con la escritora Elena Garro, con quien tuvo una hija, publicó su libro de sonetos Raíz del hombre, y viajó a España para participar en el I Congreso de Escritores Antifascistas en Valencia. Ese mismo año publicó Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España, que cierra su ciclo de poemas inspirados en el barroco español.

En 1938 fundó en México la revista Taller con intención de renovar la poesía. A partir de la década de 1940, comenzó a viajar al extranjero, lo que marcó un cambio en su vida y en su obra.

Pasó dos años (1944-1945) en EE.UU., donde descubrió la poesía de habla inglesa, cuya influencia se dejó sentir en su libro Libertad bajo palabra (1949). A partir de 1945 ingresó en el servicio diplomático, al que perteneció hasta 1968.

De 1946 a 1951 vivió en París, donde trabó amistad con A. Breton y participó del surrealismo, como quedó reflejado en ¿Águila o sol? (1951). En 1952 viajó al Japón, donde descubrió la tradición poética de ese país, tradición que influyó en Semillas para un himno. De nuevo en su país, siguió dedicándose a la poesía y al ensayo. De esta época son sus ensayos El arco y la lira y El laberinto de la soledad (1957), y sus poemarios Piedra de sol (1957) y La estación violenta (1958).

En 1960 realizó una nueva versión de Libertad bajo palabra, que recoge su poesía desde 1935 hasta 1957. En 1962 reunió sus poemas de 1958 a 1961 en Salamandra.

De 1962 a 1968 vivió en la India como embajador de México. Allí se casó con Marie-José Tramini y desarrolló su afinidad con el pensamiento oriental, que penetró en su poesía de estos años: Blanco (1967) y Ladera este (1969).

En 1963 recibió el Gran Premio Internacional de Poesía, otorgado por Bruselas, y se le empezó a reconocer fuera del ámbito hispánico.

En 1969 regresó a México, donde continúa su actividad ensayística — Sombras de obras (1983), La otra voz: poesía y fin de siglo (1990)— y poética con El mono gramático (1974), Vuelta (1976) y Árbol adentro (1987). En 1990 le fue concedido el premio Nobel de Literatura.

Octavio Paz fue, ante todo, una figura de incalculable talla intelectual, estando siempre atento a las más diversas corrientes poéticas e ideológicas convirtiéndose en uno de los escritores más influyentes del siglo XX.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.