Biografía de Ovidio

Poeta latino (Sulmona, Abruzos, actual Italia, 20 de marzo de 43 a.C. – Tomis, actual Constanza, [Rumanía], 17 d.C.). Su nombre completo era Publio Ovidio Nasón.

Nacido en una familia que pertenecía al orden ecuestre, renunció a la carrera de abogado para dedicarse íntegramente a la poesía. Frecuentó los ambientes intelectuales y mundanos de Roma. Amores y Heroidas, obras escritas a los veinte años, muestran ya su prodigioso talento poético.

Desempeñó algún cargo público de rango inferior y nunca aspiró a altos cargos. Se casó tres veces. El tercer matrimonio, con una mujer perteneciente a la gens Fabia у relacionada con la familia imperial, fue el más duradero y feliz.

En el año 8 d.C., cuando su vida se desarrollaba en Roma felizmente entre las elegancias del gran mundo, su dedicación a la poesía y las alabanzas de que era objeto, una orden del emperador Augusto le hizo abandonar Italia y dirigirse a Tomis, lejano e inhóspito lugar del mar Negro, donde murió tras esperar inútilmente el perdón. Las razones de tan duro castigo, tal vez de carácter moral, nunca fueron aclaradas.

Arte amatoria o Arte de amar, obra maestra de la poesía erótica latina, trata de las instrucciones que hay que seguir en los asuntos amorosos. También contiene un largo poema de cien versos dedicado a las mujeres sobre cómo reparar con los cosméticos los efectos del tiempo los excesos en la belleza femenina. En Remedios de amor se sugieren los medios para curar el mal de amores. Las Metamorfosis, escritas en hexámetros, cantan en quince libros leyendas mitológicas griegas y romanas desde el Caos hasta la transformación de César en astro y la apoteosis de Augusto. Los Fastos, en dísticos elegíacos, celebran las fiestas y los ritos del calendario romano; la obra sólo consta de los seis primeros meses del año. Las obras que reflejan las duras circunstancias del exilio son las Tristes y Pónticas. Ibis es una larga invectiva de 322 dísticos contra un enemigo suyo. Sólo quedan fragmentos de la tragedia Medea, que tuvo mucha fama en la antigüedad. También de forma fragmentaria se conserva el poema La pesca.

La curiosidad de Ovidio hizo que su obra ofrezca una gran variedad de temas en un estilo muy elaborado y artístico. Reflejó la vida de la sociedad mundana de Roma, cuya frivolidad no ocultó ni en las obras en las que se lamento del duro exilio que tuvo que sufrir. La obra de Ovidio ha sido muy admirada y ha inspirado a muchos poetas y artistas.

Algunos de los traductores más relevantes en español son Sánchez de las Brozas (El Brocense), Carrillo y Sotomayor, Alvarado, Suárez de Figueroa, Mexía y Sánchez de Viana, Millares y Ruiz Elvira.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.