Biografía de Paul Gauguin

Pintor francés (París, 7 de junio de 1848 – Atuona, Polinesia francesa, 8 de mayo de 1903). Su nombre completo era Eugène Henri Paul Gauguin.

Hijo de un periodista liberal, su familia tuvo que emigrar a Perú tras el golpe de estado de Napoleón III. Volvió a Francia con siete años para ingresar en el seminario de Orleans, donde concluyó sus estudios. Tras un período en la marina (1865-1871) obtuvo un empleo como agente de bolsa en París.

Comenzó a pintar hacia 1873 y pronto participó en las cinco últimas exposiciones organizadas por el movimiento impresionista (1876-1886); su pintura denotaba las influencias de las naturalezas muertas de Pissarro у Cézanne y de la figuración de Degas.

Desde 1883 se dedicó profesionalmente al arte. Su inquietud personal y graves problemas económicos lo impulsaron a viajar muy frecuentemente: estuvo en Dinamarca, Arlés (en compañía de Van Gogh), Panamá у Martinica, islas Marquesas, Bélgica, Bretaña (en tres ocasiones) y Tahití (dos veces).

Toda la obra de Gauguin estuvo inspirada por un rechazo hacia el pensamiento positivista; en busca de una nueva comprensión espiritual de la realidad, constituyó su principal fuente de inspiración el arte medieval y primitivo y sus valores místicos (por ejemplo, los calvarios bretones y la escultura de los templos de Java у de Oceanía).

Biografía de Paul Gauguin

Durante su primera estancia en Bretaña (1886), su estilo tendió a reproducir colores encendidos y a esquematizar las figuras, al tiempo que se preocupaba por un tratamiento más decorativo del cuadro (La visión después del sermón); estas tendencias se reforzaron durante su segundo período bretón (1888), hasta el punto de que se considera este año como el de su ruptura formal con el impresionismo (Bonjour M. Gauguin; La bella Angela).

En 1889, durante la Exposición Universal, Gauguin, Émile Bernard y otros artistas organizaron una muestra pictórica en el cate Volpini de París bajo el título de Gruppe impresioniso y sintetista.

Más tarde prosiguió en Arles sus investigaciones formales sobre la línea, el color, las sombras (de haberlas en el cuadro) y la intensidad de la luz, reflejada siempre en los tonos cromáticos (Café nocturno en Arles).

Antes de marchar a los Mares del Sur, interpretó la iconografía cristiana tradicional en dos lienzos memorables: El Cristo verde y El Cristo amarillo.

La influencia del arte oriental simplificó su pintura en un juego de manchas y planos. Durante su estancia en Tahití pintó sus famosos lienzos de estampas indígenas entre las que cabe destacar: Eva, Vahiné no ti tiare (La mujer de fuego), Arearea (Entretenimientos), Poemas bárbaros; Never more, Los senos de las flores rojas, ¿De dónde venimos, que somos, a dónde vamos? (pintado antes de un intento de suicidio), y El oro de su cuerpo. En Tahití realizó igualmente bajorrelieves y tallas en madera.

Tres años después de su muerte, el Salón de Otoño de París dedicó a Gauguin una importante exposición retrospectiva.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.