Biografía de Pedro Pablo Rubens

Pintor barroco (Siegen, Westfalia, [actual Alemania], 28 de junio de 1577 – Amberes, Bélgica, 30 de mayo de 1640). También es conocido como Peter Paul Rubens, Pieter Pauwel o Petrus Paulus Rubens.

Hijo del concejal Jan Rubens, cuya familia había huido a Siegen al enterarse de que el nombre de su padre figuraba en la lista de adeptos al protestantismo, a la muerte de aquél, en 1587, la viuda decidió volver a Amberes, donde Peter Paulus asistió a una es cuela de humanidades hasta la edad de 14 años. Entró entonces al servicio de la condesa Margarita de Ligne-Lalaing, en Bruselas.

Amplió su educación y sus inquietudes culturales le llevaron a buscar la amistad de intelectuales y literatos. Como paje de la condesa aprendió a moverse en los círculos cortesanos, lo que en el futuro le favoreció. Crecía su interés por la pintura, y en 1591 aprendió en el taller de van Noort, quien le envió a Italia (1600).

En 1598 había entrado a formar parte de la guilda de San Lucas de Amberes, en la que fue reconocido como maestro. En Italia descubrió a Tiziano, Miguel Ángel, Caravaggio, etc. De regreso en Amberes, a donde volvió a causa de la enfermedad de su madre, que murió antes de su llegada, fue nombrado pintor de cámara y casó con Isabella Brandt.

Su cotización como artista fue subiendo y se vio en la necesidad de emplear a colaboradores. Los cuadros de este período pintados por él se diferencian claramente de los de sus colaboradores.

Muy ligado a los jesuitas y a la Iglesia en general, sus obras son un claro exponente de las ideas de la Contrarreforma. Famoso en todas las cortes europeas, pronto empezó a recibir encargos importantes, como los de la Galería del Palacio de Luxemburgo de París (1622-1625), para la que compuso la serie sobre La vida de María de Médicis, viuda del rey de Francia Enrique IV, en la que dioses griegos, figuras alegóricas y seres humanos glorifican y celebran a los reyes de Francia.

Interesado en la política y trabajando en algunas misiones diplomáticas, de 1627 a 1630, siendo consejero de Isabel Clara Eugenia, estuvo en la corte española, donde conoció a Velázquez.

En 1629 viajó a Londres en calidad de diplomático, donde negoció la paz entre España e Inglaterra y fue nombrado sir por Carlos I.

Retirado de la política y viudo, contrajo nuevo matrimonio con Helena Fourment, joven de 16 años que se convirtió en su modelo preferida. De ella es especialmente conocido el retrato Helena Fourment con abrigo de pieles o El artista y su esposa, en que muestra a marido y mujer paseando felices por el jardín de su casa. A esta época corresponde también Jardín de amor.

La compra en 1635 de la mansión Steen en Amberes estimuló en el artista el gusto por los paisajes, que se refleja en lienzos como La vuelta por el campo o El ordeño.

Considerado como máximo exponente del barroco, el arte de Rubens llegó hasta la perfección mediante la relación entre las formas, la luz y los colores; sus obras Las tres gracias y El rapto de las hijas de Leucipo son una buena muestra de su punto de vista estético.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.