Biografía de Peseshet

Médica egipcia (Antiguo Egipto, II milenio a. C.).

Peseshet es considerada la primera médica de la historia, aunque existe cierta controversia si realmente fue ella o Merit Ptah, al no estar debidamente datado si Peseshet ejerció como médica o únicamente ostentaba el nombramiento de «Señora supervisora ​​de mujeres médicas», desarrollando además sus funciones de evaluación a las parteras en una escuela médica en Sais.

Su vida transcurrió durante la Dinastía IV (alrededor del 2600 a. C.), y sabemos de ella porque está descrita en la tumba de Akhethotep, su hijo, un oficial real y supervisor de sacerdotes, que vivió durante la Quinta Dinastía alrededor del 2400 a. C., y fue enterrado en una tumba elaborada en el necrópolis de Saqqara.

Una puerta falsa describía tanto a la madre, Peseshet, quien poseía los títulos de «superintendente de las sacerdotisas de la madre del rey» o «directora de las sacerdotisas», y al padre de Akhethotep, un oficial real llamado Ptahhotep, que significa «Paz del dios Ptah».

En la biblioteca personal de Campbell Hurd-Mead, una feminista y pionera obstetra​ que promovió el papel de la mujer en la medicina, se encontró un libro que menciona brevemente a Peseshet (pero que la deja sin nombre). Sin embargo, estudios posteriores afirman que Hurd-Mead confundió a Peseshet con la esposa del visir Ramose, Merit Ptah, que vivió alrededor de 1350 y fue enterrada en el Valle de los Reyes.

De esta forma, se sostiene que de un caso incomprendido de una auténtica curandera egipcia, nació Peseshet, una médica aparentemente anterior Merit Ptah, «la primera mujer médica» de la historia.

Pero esta confusión no debe restar valor al hecho de que las mujeres trabajaban como médicas en el antiguo Egipto hace miles de años, ni a la importancia de lo que representa Merit Ptah.

Si bien Merit Ptah no es un auténtico personaje del antiguo Egipto y no es una buena figura fundadora simbólica, es un símbolo real del esfuerzo colectivo por hacer que las mujeres vuelvan a la historia. Ambas, sin duda, fueron unas de las precursoras del papel fundamental de la mujer en la medicina y unas auténticas heroína de la lucha feminista moderna.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.