Biografía de Rodolfo «Corky» Gonzales

Boxeador, poeta, y activista político mexicano estadounidense (Denver, Colorado, 18 de junio de 1928 – 12 de abril de 2005).

Rodolfo “Corky” Gonzales fue una figura prominente en el Movimiento Chicano en Denver en las décadas de 1960 y 1970. También tenía vínculos con el Movimiento de Derechos Civiles en general. Además de su labor como activista, Gonzales tuvo carreras multifacéticas en el boxeo, la política y la poesía, dejando un gran legado para la posteridad.

Primeros años de su vida

Gonzales nació el 18 de junio de 1928 en el Hospital General de Denver, hijo de Federico Gonzales e Indalesia Lucero. La madre de Gonzales era de Colorado, mientras que su padre era de Chihuahua, México. Su madre murió cuando él tenía dos años y fue criado por su padre, quien nunca volvió a casarse. Corky Gonzales era el menor de cuatro hermanos, tres medias hermanas y un medio hermano. Él y sus hermanos, Nattie, Beatrice, Tomas, Esperanza, Federico, Severino y Arturo, crecieron en el lado este de Denver durante la Gran Depresión.

De niño, Gonzales ayudó a su padre, un trabajador agrícola migrante, en los campos de remolacha azucarera durante la primavera y el verano. La migración hacia y desde Denver afectó la asistencia de Gonzales a las escuelas primarias Gilpin y Whittier, las escuelas intermedias Lake y Baker y las escuelas preparatorias West High y Manual. A pesar de estos desafíos, se graduó de la escuela secundaria con un promedio de B a la edad de dieciséis años en 1944.

Gonzáles era un joven precoz cuyo tío le dijo que “siempre saltaba como un corcho”, por lo que recibió el apodo de Corky. Después de graduarse de la escuela secundaria, Gonzales asistió brevemente a la Universidad de Denver. Estaba interesado en estudiar ingeniería, pero después de su primer trimestre se vio obligado a retirarse debido al costo prohibitivo.

Etapa como boxeador

Gonzales se abrió camino para salir de la pobreza como boxeador aficionado y profesional. Comenzando en 1944 como un peso pluma de 125 libras, entrenó con el Epworth Boxing Club en Denver. Allí ganó los Torneos Diamond y Golden Gloves. Gonzales también ganó el Campeonato de Peso Mosca Amateur Regional de Colorado y el Campeonato de Peso Gallo de la Unión Atlética Nacional Amateur en 1946 y 1947.

A los diecinueve, Gonzales se convirtió en profesional y peleó setenta y cinco veces en su carrera. Fue Campeón de la Conferencia Mundial de Boxeo, y se retiró con un récord de 65-9-1. La Asociación Nacional de Boxeo y la revista Ring lo clasificaron como el tercer mejor peso pluma del mundo desde 1947 hasta que se retiró en 1952. En 1988, Corky Gonzales se convirtió en el primer atleta chicano en ingresar al Salón de la Fama del Deporte de Colorado.

Matrimonio con Geraldine Romero de Brighton

En 1949 Gonzales se casó con Geraldine Romero de Brighton. Tuvieron ocho hijos: Nita, Charlotte, Gina, Gail, Cindy, Rudy, Joaquín y Valerie. En 1953 abrió una taberna de barrio, «Corky’s Corner», en Walnut Street y 38th Avenue. Fue considerado el primer bar deportivo de Denver. Más tarde vendió Corky’s Corner y comenzó otro negocio, Corky’s Bail Bonds. En 1963 se convirtió en agente general de Summit Fidelity and Surety Company de Colorado.

Mientras trabajaba como fiador, Gonzales se convirtió en el primer capitán de distrito mexicoamericano del Partido Demócrata de Denver a fines de la década de 1950. Durante las elecciones presidenciales de 1960, fue el coordinador de Colorado de la campaña de Viva Kennedy para elegir a John F. Kennedy. Debido a su trabajo, su distrito obtuvo el puntaje más alto en Denver. En 1965, el alcalde de Denver lo nombró director del Cuerpo Juvenil del Vecindario local. También se desempeñó como presidente del estado de Colorado para el programa Guerra contra la Pobreza.

Gonzales se postuló para el Concejo Municipal de Denver en 1955, en representación de la comunidad de Five Points. Se postuló en la plataforma de mejorar los problemas sociales y comunitarios, pero no ganó las elecciones. También realizó campañas infructuosas para la legislatura de Colorado en 1960 y para el Senador del Estado de Colorado en 1964. Su último intento de alcanzar un cargo público se produjo en 1967, cuando fue derrotado en la carrera por la alcaldía de Denver. Finalmente, a mediados de la década de 1960, Gonzales rompió con el Partido Demócrata y la política dominante. Se había desencantado con el partido, acusándolo de no hacer lo suficiente por la comunidad chicana a pesar de querer su voto. Después de ser despedido de su puesto en el Cuerpo de Jóvenes, Gonzales también renunció a su lugar en el programa Guerra contra la Pobreza.

Poeta

A lo largo de su vida, Gonzales canalizó su activismo y disensión a través de la poesía y la palabra impresa. En 1967 publicó el poema épico Yo Soy Joaquín (Soy Joaquín). El poema cuenta la historia de Joaquín, quien viaja a través de la historia, comenzando como azteca, luego como mexicano y finalmente como chicano en los Estados Unidos. Gonzales fue uno de «la generación de Aztlán». Fue uno de los poetas activistas que invocó el mito azteca para promover la autodeterminación entre los mexicoamericanos.

Inclusión en la política y activismo social

En 1966, Corky Gonzales fundó la Cruzada por la Justicia, un centro cultural de base y una organización de derechos civiles que también organizó conferencias para jóvenes en todo el país. En 1969, la escuela de verano de la libertad de la Cruzada por la Justicia se convirtió en Escuela Tlatelolco., una escuela bilingüe que fomenta el empoderamiento y el orgullo cultural. En la Primera Conferencia Nacional de Liberación de la Juventud Chicana organizada por la Escuela Tlatelolco, se produjo y adoptó el texto de Gonzales “El Plan Espiritual de Aztlán” como el manifiesto del Movimiento Chicano. Este documento presentaba una ideología clara de la autodeterminación chicana y la liberación cultural, alentando a los chicanos a mejorar sus comunidades «controlando y desarrollando [sus] propios talentos, sudor y recursos» y adoptando «valores que ignoran el materialismo y abrazan el humanismo».

Durante la década de 1960, Corky Gonzales trabajó y marchó con César Chávez, fundador de United Farm Workers, y el Dr. Martin Luther King, Jr. En 1968, trabajando con la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur, Gonzales dirigió la Campaña del Contingente Suroeste de la Gente Pobre. Esta campaña abordó la justicia económica y organizó la Marcha de los Pobres en Washington, DC. Uniéndose a un grupo de indígenas americanos liderados por Reies López Tijerina, Gonzales ayudó a liderar a 1.000 activistas chicanos y nativos americanos en la marcha.

En 1969, Gonzales ayudó a organizar la huelga de estudiantes en la West High School de Denver que buscaba responsabilizar a los administradores escolares por no despedir a un maestro que usaba lenguaje racista en una discusión en clase. Durante la huelga de tres días, una manifestación de protesta se convirtió en una violenta batalla entre estudiantes y policías armados con equipos antidisturbios, que, según informes, atacaron a estudiantes y manifestantes. Fueron encarceladas veinticinco personas, entre ellas Gonzales y doce menores, y muchas resultaron heridas. Gonzáles fue posteriormente absuelto de todos los cargos.

Muerte y legado

En 1978, Gonzales se vio involucrado en un accidente automovilístico, después del cual su salud se deterioró. Fue hospitalizado antes de su muerte, pero Gonzales, siempre independiente, decidió irse y dijo: “Soy indígena. Voy a morir en casa entre mi familia”. Murió a la edad de setenta y seis años, el 12 de abril de 2005, en su casa de Denver. El 17 de abril, cientos de personas en Denver marcharon para conmemorar a Gonzales y celebraron su legado e impacto en el Movimiento Chicano y la lucha por la justicia social. Su escuela bilingüe, Escuela Tlatelolco, funcionó después de su muerte hasta su cierre en 2016. La sucursal de Rodolfo “Corky” Gonzales de la Biblioteca Pública de Denver abrió en West Colfax a principios de 2015. Corky Gonzales es recordado como un atleta del salón de la fama, como fundador de la literatura chicana, como «el puño» del Movimiento Chicano y como una voz contra todas las formas de injusticia social.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.