Biografía de Sergei Diaghilev

Empresario teatral ruso (Nóvgorod, 31 de marzo de 1872 – Venecia, 19 de agosto de 1929). Su nombre completo era Serguéi Pávlovich Diáguilev, también conocido como «Serge», abreviatura de Sergei o Serguéi (Sergio, en castellano).

Fue el introductor en Europa occidental de los ballets rusos como espectáculo artístico. Estudió derecho en San Petersburgo, donde ya mostró sus inclinaciones hacia el teatro. Fundó la primera revista rusa de arte, Mir Iskusstwa (El mundo del arte, 1898-1904), y organizó una serie de espectáculos en San Petersburgo y en París que le hicieron popular.

En 1909 presentó en París los ballets Las sílfides, El pabellón de Armida y El príncipe Igor y Cleopatra, lo que le valió un gran éxito de público y crítica. En 1910 estrenó Scherezade (Rimski-Kórsakov. Fokin, Bakst), El pájaro de fuego (Stravinski, Fokin, A. Galovan), Carnaval (Schuman, Fokin, Bakst) y Giselle (A. Adam, A. Benoit).

En 1911 formó su propia compañía de ballet con bailarines del Teatro Imperial de San Petersburgo, entre los que se encontraban genios de la danza como Anna Pavlova y Vaslav Nijinsky. La Compañía de los Ballets Rusos de Sergei Diaghilev introdujo importantes novedades en el arte coreográfico occidental.

Colaboró con los mejores poetas, músicos y pintores de su tiempo y actuó en toda Europa y América. Dio paso a nuevos coreógrafos, como Balanchin, Massin o Fokin: descubrió grandes bailarines y bailarinas como Anton Dolin, Serge Lifar, Alicia Markova o Felia Dobrovskaia. La decoración de sus espectáculos la confió a pintores de la talla de Picasso, Braque, De Chirico, Matisse y Miró, y amplió el repertorio de la danza con músicos contemporáneos como Prokofiev, Satie, Poulenc, Auric, Stravinski y Falla, así como con adaptaciones de obras clásicas de Rossini, Chopin y Cimarosa.

En su primera temporada artística (1911) los Ballets Rusos actuaron en Roma, Montecarlo y Londres, con los ballets Petrushka (Stravinski, Fokin, A. Benois). El espectro de la rosa (J. L. Vaudoyer, Webern, Bakst) y El lago de los cisnes (Chaikovski, M. Petipa).

En 1913 Diaghilev presentó como primer bailarín a Nijinski en La consagración de la primavera (Stravinski) y Juegos (Debussy), y ese mismo año la compañía inauguró el teatro de los Campos Elíseos de París. Con la ruptura profesional entre Diaghilev y Nijinski se produjo la entrada en la compañía de los bailarines Fokin y Massin.

Desde 1916 hasta la disolución de la compañía en 1929, se sucedieron numerosos estrenos de ballets. Entre ellos merecen destacarse Las mujeres de buen humor (Scarlatti, Massin, Bakst), El sombrero de tres picos (Falla, Massin, Picasso), Renard (Stravinski, Nijinskaia, Larionov), Bodas (Stravinski, Nijinskaia, Goncharova), Las ciervas (Poulenc, Nijinskaia, Marie Laurencin), El tren azul (J. Cocteau, Milhaud, Nijinskaia y Laurens). Los marineros (Auric, Massin, Pruna), La gata (Sauguet, Balanchin), Apolo Musageta (Stravinska, Balanchin, Bauchant), El baile (Rieti, Balanchin, De Chirico) y El hijo pródigo (Prokofiev, Balanchin, Rouault).

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.