Biografía de Stendhal

Escritor francés (Grenoble, 23 de enero de 1783 – París, 23 de marzo de 1842). Su verdadero nombre era Marie-Henri Beyle.

Este notable novelista, considerado uno de los mejores de la literatura francesa de todos los tiempos, no fue comprendido ni apreciado en su época, ni en el plano personal ni en el literario, y le tocó vivir una vida bastante desgraciada.

Descendía de una familia de la burguesía acomodada. Su madre murió cuando tenía 7 años, hecho que lo marcó profundamente; fue entonces criado por una tía y por su padre, por los cuales sintió una gran hostilidad, como él mismo manifiesta en su autobiografía, La vida de Henri Brulard. Por contraposición a las ideas de su padre, un ferviente monárquico. Marie-Henri se hizo republicano y ateo.

Buen alumno en ciencias, a los 16 años abandonó su ciudad natal para presentarse en París al examen de ingreso en la Escuela Politécnica, aunque en realidad solo lo hacía para escapar de la casa paterna; pero enfermo y no pudo asistir a la prueba. Un tío suyo lo tomó bajo su protección y lo llevó a trabajar con él en el Ministerio de la Guerra.

En 1800, como subteniente de dragones, viajó a Italia, experiencia que fue fundamental en su vida; allí se fascinó por muchas cosas, pero sobre todo por la música. Cansado de la rutina militar, volvió a París, donde comenzó a vivir una vida bohemia. En esos años, y hasta el fin de su vida, se fue enamorando de una serie de mujeres con las que mantuvo relaciones por lo general no muy felices.

Desempeñó en esa época diferentes trabajos, a causa de uno de ellos tuvo que desplazarse a Alemania, donde vivió en la ciudad de Stendhal, de la que tomó su seudónimo. Allí estudió lengua y filosofía alemanas. Mientras tanto escribía en todos sus ratos libres, relataba todo lo que veía.

La mejor época de su vida fue a partir de 1810, cuando fue nombrado auditor del Consejo de Estado. Dos años después viajó a Rusia con los ejércitos napoleónicos. Pero a la caída del Imperio (1814) quedó en una situación precaria y decidió marchar a Italia. Fue en este año cuando, con el seudónimo de L. Bombet, publicó algunas biografías de músicos, y en 1817 una Historia de la pintura en Italia. Un amor frustrado le inspiró Del amor (1822).

De regreso en París, después de siete años de estancia en Italia, colaboró con diversos periódicos, realizó traducciones y publicó un ensayo sobre Racine y Shakespeare, que es un manifiesto del movimiento romántico.

A partir de 1826, en que escribió su primera novela, Armancia, comenzó para Stendhal un período muy fecundo en cuanto a su producción literaria. Nombrado cónsul en la ciudad italiana de Cività Vecchia en 1830, disponía de mucho tiempo libre y fue entonces cuando concibió, además de cuentos y otras novelas, sus grandes obras, Rojo y negro (1830) y La cartuja de Parma (1839).

En 1841, enfermo, volvió a París, donde murió un año después a causa de un accidente cerebrovascular.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.