Biografía de Tomás Bretón

Compositor español (Salamanca, 29 de diciembre de 1850 – Madrid, 2 de diciembre de 1923). Su nombre completo era Tomás Bretón y Hernández.

Inició sus estudios en Salamanca, y en 1865 se trasladó a Madrid, donde estudió con Arrieta y pasó a formar parte de la Sociedad de conciertos. En 1875 dirigió la orquesta del circo Price. Permaneció en Italia de 1881 a 1883 ampliando sus estudios musicales.

De nuevo en España, y dado que el público español de la época prefería los autores italianos, Bretón, entre tantos otros músicos españoles, intentó crear una ópera nacional, en la que mezcló un carácter popular con influencias italianas y wagnerianas. En esta línea compuso su primera ópera, Guzmán el Bueno (1875), donde siguió la tendencia de Arrieta, a la que siguieron Los amantes de Teruel (1879), en la que obtuvo gran éxito, y La Dolores (1895), sobre un drama de Feliu y Codina. Esta última no la pudo estrenar en Madrid, donde se le había augurado un completo fracaso, haciéndolo en su lugar en Barcelona, en el teatro Novedades, con gran éxito.

De 1885 a 1890 fue director de la Sociedaed de conciertos.
Bretón también fue director de orquesta, teórico y director de muchas escenas líricas.

Compuso un oratorio titulado Apocalipsis (1882); un concierto para violín y orquesta (1923) dedicado a la memoria de Sarasate; música sinfónica de carácter descriptivo: la suite para orquesta titulada Escenas andaluzas; el poema sinfónico Salamanca; En la Alhambra; algunas obras de música de cámara: un Trío en mi, 3 cuartetos de cuerda, un quinteto con piano, un sexteto para instrumentos de viento; 30 zarzuelas, varias óperas y diversas obras corales.

En 1901 fue nombrado profesor de composición en el Conservatorio de Madrid, donde tuvo como alumnos a Pau Casals y Manuel de Falla.

Bretón debe su fama a las óperas y zarzuelas que compuso, en las que adaptó a la lengua castellana una línea melódica que subraya las inflexiones con naturalidad.

Con la zarzuela La verbena de la Paloma (1893), presentó una auténtica joya del género lírico de la música española, en la que, con una gracia insuperable, describió el ambiente popular madrileño de finales del siglo XIX, con el tema de los celos como argumento. Basada en un libreto de Ricardo de de la Vega, la partitura fue escrita en pocos días y la obra se estrenó en el Teatro Apolo de Madrid.

Bretón, poseedor de una gran técnica y hábil instrumentador, es autor de las mejores obras del género chico español.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.