Biografía de Victor Hugo

Escritor romántico francés (Besançon, 26 de febrero de 1802 – París, 22 de mayo de 1885). Su nombre completo era Victor Marie Hugo.

Hijo de un general napoleónico, su infancia estuvo marcada por los constantes viajes que realizaba su padre con el ejército imperial. De niño marchó a vivir con su madre a París. Allí fundó, junto con sus hermanos, la revista Le conservateur littéraire (El conservador literario, 1819-1821). Muerta su madre en 1821, un año después Victor Hugo contrajo matrimonio con una amiga de la infancia, Adèle Foucher. En ese mismo año publicó su primer libro de poemas, Odes et poésies diverses (Odas y poesías diversas), con el que comenzó a ser considerado adepto a las tendencias románticas.

En 1823 publicó su primera novela, Han d’Islande. Frecuentó el círculo literario Cénacle, donde asistían todos los devotos del romanticismo. En 1827 publicó su primera obra de teatro, Cromwell, un drama en verso con el que emergió como un verdadero romántico. En 1829 escribió Les orientales (Los orientales), donde manifestó una actitud de carácter humanitario.

Su teatro contribuyó al triunfo del drama romántico, definido en el prólogo de Cromwell y representado posteriormente por Hernani (1830). Sus compilaciones de poesía publicadas entre 1831 y 1840, Les feuilles d’automne (Las hojas de otoño, 1831), Les chants du crépuscle (Los cantos del crepúsculo, 1835), Les voix intérieures (Las voces interiores, 1837), Les rayons et les sombres (Los rayos y las sombras, 1840), demostraron la proyección de la serenidad y el intimismo en el tratamiento de los temas de la naturaleza.

La obra poética de Victor Hugo se vio interrumpida por su actividad política. Elegido académico en 1841, el rey Luis Felipe lo nombró par de Francia en 1845. Dos años antes experimentó el gran dolor de la muerte de su hija Léopoldine, lo que imprimió nuevos timbres a su poesía. En esta época el autor trabajó en la novela Les misérables (Los miserables, 1862). El acento épico de Les burgraves (1842), la composición de los poemas en La légende des siècles (La leyenda de los siglos, 1859) y la meditación de Victor Hugo sobre textos bíblicos evidenciaron que utilizó el relato épico como obstáculo a sus desbordamientos literarios.

A partir de 1851, a raíz del golpe de estado que convertiría al presidente Bonaparte en emperador de los franceses, comenzó para Hugo un largo exilio al que sólo puso fin la caída del imperio en 1870.

Durante el exilio en Inglaterra (1852-1855) escribió Napoléon le petit (Napoleón el pequeño, 1852) y Les châtiments (Los castigos, 1853), lugar de encuentro de la sátira, la epopeya y el lirismo. En Les contemplations (Las contemplaciones 1850) se observa claramente el conflicto entre una ideología optimista, alimentada del iluminismo y de todos los mitos redentores, y una imaginación dominada por el terror. Dieu (Dios) y La fin de Satan (El fin de Satán), dos de sus grandes epopeyas inacabadas, reflejan su descubrimiento del espiritismo, que tanto influyó en su obra.

Cuando volvió a Francia en 1870, decidió retirarse de la actividad parlamentaria. En 1868 murió su esposa. Entre 1871 y 1873 perdió a dos de sus hijos y en 1878 sufrió un derrame cerebral que puso fin a su actividad creadora.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.