Biografía de Virgilio

Poeta latino (Andes, cerca de Mantua, Italia, 15 de octubre de 70 a. C. – Brindisi, Italia, 21 de septiembre de 19 a. C.). Su nombre completo era Publio Virgilio Marón.

Hijo de un agricultor que gozaba de cierto bienestar, Virgilio realizó sus primeros estudios en Cremona y a los 15 años recibió la toga viril. Después se trasladó a Roma a estudiar retórica, estudios que abandonó al poco tiempo por sentirse más atraído por la poesía y la filosofía.

Marchó a Nápoles e ingresó en la escuela del filósofo epicúreo Sirón, donde se cree que conoció a Horacio. A la vez que tomaba clases de esta disciplina estudiaba también astronomía, botánica, medicina y matemática. Fue por esta época cuando escribió sus primeros versos imitando a su contemporáneo Catulo.

Cuando tenía 28 años compuso sus primeras Bucólicas, que fue completando en los años siguientes. Éstas están formadas por diez églogas escritas en bexámetro, de tema pastoril, en las que se canta con idealismo la vida sencilla en la campaña. Este sueño se desvanece en las églogas primera y novena, escritas después del 41 (las églogas no están ordenadas cronológicamente) cuando, a causa de la Guerra Civil, se redistribuyeron las tierras a veteranos licenciados por Filipo, y Virgilio perdió las posesiones paternas. Fue entonces cuando se dirigió al emperador Octavio con la intención de recobrar sus bienes y éste se convirtió en su protector.

Recuperó los campos paternos, pero no se quedó en ellos, sino que vivió entre Nápoles y Roma. Unos años después entró en el afamado círculo del protector Mecenas y a través de éste estrechó su relación con Octavio. Ya era un poeta famoso y sus Bucólicas se cantaban en los teatros.

Entre los años 39 y 30 escribió las Geórgicas; compuestas por cuatro libros, celebran la agricultura, tema que le había sido sugerido por el emperador, quien pretendía levantar el campo devastado por las guerras civiles.

Luego se dedicó por completo a la elaboración de la Eneida, obra mitológica en la que canta las vicisitudes de un héroe, Encas, que, por voluntad de los dioses, va junto a su gente en busca de una nueva patria, la Hesperia.

En el año 24 Virgilio leyó tres cantos de este poema en la corte, ante el emperador Octavio y su esposa Octavia. Pero tras once años de trabajo en esta obra no se sentía satisfecho, aunque ya la había acabado. Con la idea de buscar inspiración partió hacia Grecia, pero allí enfermó. Se unió a Octavio, que venía de Oriente y en ese momento estaba en Atenas, y regresó con él por mar. Murió al llegar al puerto italiano de Brindisi.

Virgilio ha sido un punto de referencia constante para los poetas desde la Edad Media hasta la Ilustración, e incluso en los siglos siguientes; su influencia es manifiesta en muchísimas composiciones líricas; baste como ejemplo La Divina Comedia de Dante.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.