Biografía de Walt Disney

Dibujante, productor y director de cine estadounidense (Chicago, Illinois, 5 de diciembre de 1901 – Burbank, California, 15 de diciembre de 1966). Su verdadero nombre era Walter Elias Disney.

Fue un maestro de los dibujos animados. Por el conjunto de su obra se le considera una de las figuras más populares de la historia del cine. Dio vida a popularísimos personajes, generalmente divertidos animales de apariencia antropomórfica, que caricaturizan a los seres humanos.

De joven asistió a la Academia de Bellas Artes, trabajó como diseñador comercial, realizador de diapositivas publicitarias para los cines y caricaturista para periódicos. En 1923 se trasladó a Los Ángeles con su hermano Roy, con quien empezó a crear series de dibujos animados que vendieron a distribuidoras marginales.

En 1926 comenzó a adquirir popularidad con la creación del conejo Oswald. Convertido ya en productor independiente, creó al ratón Mickey en 1928, personaje que obtuvo un gran éxito y le permitió iniciar, a comienzos del cine sonoro, la serie de las Silly symphonies (Sinfonías tontas), en las que desfilaron personajes que pronto alcanzaron gran fama, como el pato Donald, el perro Pluto, o Goofy. En este período Disney recibió la importante colaboración del dibujante Ub Iwerks y realizó experimentos decisivos con el sonido, el movimiento y el color en el campo de la animación.

En 1937 realizó y produjo su primer largometraje de dibujos animados, Blancanieves y los siete enanitos, que lo popularizó en todo el mundo. Desde entonces decidió simultanear los cortometrajes con los largometrajes de animación.

Supo rodearse de los mejores colaboradores y creó en Burbank una verdadera «fábrica de sueños» de la que salieron dibujos animados, documentales y programas de televisión que deleitaron a los públicos de todas las edades.

En los años siguientes realizó célebres películas como Pinocho (1940), Fantasía (1940), Dumbo (1941), Bambi (1942) y Los tres caballeros (1944). Después de la Segunda Guerra Mundial, inició un período de cierta decadencia que se vio obligado a paliar dedicándose a otros géneros, Aun así, produjo películas tan conocidas como La cenicienta (1950), Alicia en el país de las maravillas (1951), Peter Pan (1953), La dama y el vagabundo (1955), La bella durmiente (1959), 101 dálmatas (1960) o El libro de la selva (1966), que no llegó a ver concluida.

A partir de 1950 inició la producción de películas no animadas. Abordó el cine de aventuras en 20.000 leguas de viaje submarino (1954) y Davy Crockett, rey de la frontera (1965); el género fantástico en Mary Poppins (1964), y el documental titulado El desierto viviente (1953), entre otras películas.

El estilo que Walt Disney creó en el género de la animación se ha mantenido a lo largo de los años gracias a la labor de sus colaboradores y continuadores.

En cuanto a su vida personal, estuvo casado con Lillian Disney con quien tuvo dos hijas, una de ellas biológica, Diane Disney Miller y Sharon Mae Disney, que fue adoptada por el matrimonio.

Fumador empedernido, Walt Disney, murió a causa de un paro cardiorrespiratorio tiempo después de habérsele diagnosticado un cáncer de pulmón.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.