Biografía de Werner von Siemens

Ingeniero e industrial alemán (Lenthe, 13 de diciembre de 1816 – Berlín, 6 de diciembre de 1892). Su nombre completo es Ernst Werner von Siemens.

Miembro de una familia de ingenieros e industriales alemanes, Werner von Siemens, después de cursar los estudios correspondientes, se graduó como teniente de artillería en el ejército de Prusia.

Hasta la edad de 30 años no se interesó por la investigación técnica y electrónica, estudiando en Lübeck y Berlín.

Como ingeniero dominó todo lo referente a telégrafos y teléfonos y se especializó en galvanoplastia.

Junto con J.G. Halske fundó en 1847 la empresa Siemens Halske, dedicada a la instalación de telégrafos y a la explotación del disco telegráfico móvil ideado por Siemens. Instalaron las primeras líneas telegráficas en Alemania y en otros países de Europa. Otra de sus especialidades era el tendido eficaz de cables submarinos, como el del mar Rojo, y en 1874 instalaron el primer cable transatlántico.

En 1866 Siemens enunció el principio de la dinamo. Más adelante, en 1879, construyó en Berlín una locomotora eléctrica que funcionó, y en 1881 el primer ómnibus movido mediante electricidad. Todos estos inventos potenciaron el funcionamiento de su fábrica, que creció hasta convertirse en la primera firma electrotécnica del mundo; de ella salieron las ideas y dispositivos del sistema telegráfico télex.

Siemens no dejó nunca de investigar y puso una especial atención en las mejoras de los sistemas de transmisión de energía, como pilas, pirómetros, luces eléctricas, etc. Empleó por primera vez la gutapercha como aislante eléctrico, inventó los baños electrolíticos y el fotómetro de selenio y propuso el uso de la unidad siemens de resistencia eléctrica (la unidad de conductancia y admitancia del Sistema Internacional que se representa mediante el signo S).

Junto a él trabajó su hermano Carl von Siemens (1829-1906). Sus otros hermanos, Wilhelm (1823-1883) y Friedrich (1826-1904), inventaron el horno de recuperación para la fusión del acero y fundaron diversas manufacturas en Inglaterra, donde se habían nacionalizado.

La obra de los cuatro hermanos Siemens fue continuada por los tres hijos de Werner. Éste fue además uno de los fundadores del Instituto Técnico Imperial en el año 1884.

De una honestidad escrupulosa y de gran responsabilidad, fue una de las personalidades que más contribuyeron al resurgir industrial del siglo XIX. La fábrica por él fundada en 1847 continúa su andadura con el nombre de Siemens AG, dedicada a la expansión tecnológica, y en especial al sector de la informática, así como en el campo nuclear, industrial, energético, de salud y de infraestructuras y ciudades. Es una de las empresas con más fábricas y de las más importantes de todo el mundo.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.