Biografía de William Shakespeare

Poeta y dramaturgo inglés (Stratford on Avon, 23 de abril de 1564 – 23 de abril de 1616). También era conocido por el apodo de «El Bardo de Avon».

Cuando William nació sus padres gozaban de una situación económica acomodada; su madre pertenecía a una antigua familia de propietarios rurales y su padre, que era un campesino miembro del gremio de cultivadores, llegó a ser alcalde de Stratford, aunque después sufrió reveses de fortuna. Mandaron a su hijo, el tercero de ocho hermanos, a estudiar a la Grammar School de su ciudad natal.

Cuando apenas contaba 18 años, William contrajo matrimonio con Anne Hathaway, ocho años mayor que él, con la que tuvo tres hijos. Hay muy pocos datos comprobables acerca de su actividad en estos años; algunos biógrafos aseguran que se ganaba la vida como maestro y tal vez por entonces comenzó a escribir comedias, que vendía a las compañías de teatro ambulantes. Sí se sabe con certeza que en 1591 ya estaba en Londres, donde trabajaba como actor y dramaturgo. Era la época del gran florecimiento del teatro en la capital inglesa.

Se cree que su primer drama, Enrique VI, data de 1591: desde esta fecha hasta 1594 escribió también Ricardo III, Enrique IV y Eduardo II. En esta primera etapa, compuso además comedias, género que estaba muy de moda en esa época (La comedia de las equivocaciones), y dos poemas narrativos, Venus y Adonis y La violación de Lucrecia, que dedicó al duque de Southampton, con quien había trabado amistad en Londres, y que es el posible inspirador de los 126 Sonetos que Shakespeare comenzó a escribir en ese período.

La peste que azotó Inglaterra por esos años desmembró temporalmente el teatro londinense y es probable que, como consecuencia de ello, Shakespeare marchara a Italia, tal vez con su protector el duque de Southampton.

A partir de 1594, y por obra de algún mecenas —probablemente el propio duque—, entró en la compañía teatral del lord chambelán (Chamberlain’s Men), que gozaba de los favores de la corte. Durante este periodo dedicó todas sus energías a escribir dramas. Su fama se fue acrecentando y con ella sobrevino una mayor prosperidad económica; compró entonces propiedades en Stratford, aunque continuó viviendo en Londres y adquirió también un blasón para su venida a menos familia paterna.

A finales del reinado de Isabel I (1558-1603), Shakespeare había desarrollado todas las posibilidades del drama histórico —además de las piezas mencionadas había escrito otras como las celebradas Ricardo II o Enrique V— y había dado a luz comedias deliciosas como Mucho ruido para nada, Como gustéis o Las alegres comadres de Windsor. Pero fue a comienzos del siglo XVII cuando concibió sus grandes tragedias: Romeo y Julieta, Julio César, Hamlet, Otelo, Macbeth, Rey Lear…

A partir de 1610 regresó a Stratford on Avon, donde pasó plácidamente los últimos años de su vida y escribió obras como Cuento de invierno, La tempestad o Enrique VIII.

Autor entrada: Diego Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.