Farinelli

Castrato italiano del clasicismo (Andria, 1705 – Bolonia, 1782). Su verdadero nombre era Carlo Broschi.

Su voz fue de soprano, debido a la castración a que fue sometido según una costumbre bastante seguida en Italia durante el barroco y el clasicismo musical para que los niños cantores conservaran de adultos el mismo tipo de voz. A esta modalidad de voz aguda en los hombres se la llamó también voz neutra, y a los cantantes se los conoció como castrati, muy apreciados y buscados para representar los papeles femeninos en las óperas, en las cuales sólo actuaban hombres.

En nombre de Farinelli se lo dieron sus protectores napolitanos, que le proporcionaron los mejores maestros de canto de la época: Porpora y Bernacchi. En 1722 debutó en Roma, donde representó con gran éxito la ópera Eumene, de Porpora. Con igual resultado actuó también en Viena y en Londres.

En 1737 Farinelli viajó a Madrid, donde cantó ante el rey Felipe V, y su esposa Bárbara de Braganza, eran muy aficionados a la música. Farinelli consiguió que en Madrid se organizaran grandes espectáculos de ópera y se fundara una escuela de bel canto, que pervivió hasta el siglo XX. Al subir al trono Carlos III, en 1760, Farinelli fue desterrado y se retiró a Nápoles, donde se dedicó a la música instrumental.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar