Biografía de Thomas Gainsborough

Pintor británico (Sudbury, Suffolk, 1727 – Londres, 1788).

Residente en Londres desde los catorce años, se ocupó en distintos trabajos y asistió al taller de dibujo de Gravelot. Durante su época de formación artística conoció a Francis Hayman, cuyo estilo se trasluce en numerosos lienzos de Gainsborough. Otra de sus fuentes de inspiración fueron los maestros holandeses (Ruysdael, Hobbema, Wynants, Rembrandt, Rubens), con los que se familiarizó al realizar restauraciones y algunas copias de sus obras más célebres.

Regresó a Sudbury (1746) para luego mudarse a Ipwisch (1750-1759); posteriormente se estableció en Bath, una ciudad de moda entre la burguesía inglesa de finales del siglo XVIII, donde Gainsborough medró económicamente como pintor favorito de las clases adineradas, para las que realizó retratos elegantes y de depurada técnica, según el estilo implantado por Van Dyck. Tales obras se detenían en la descripción minuciosa de los peinados y vestidos de las damas retratadas y como fondo escénico incluían paisajes de suave cromatismo y fisonomía idealizada.

A esta época pertenecen, entre otras obras: Retrato de Mrs. Siddon, Las hijas del artista, Miss Elizabeth Singleton, Miss Margaret Gainsborough (los cuatro en la National Gallery de Londres), Retrato de las hermanas Linley (Museo de Dulwich), y el célebre Niño azul (San Marino, California), que pintó para contradecir a su rival y amigo Reynolds, quien creía que el color azul destruía con su frialdad la armonía de cualquier composición. A estos retratos deben sumarse varios cuadros de paisajes, siempre en el tono de idealización que caracterizó a Gainsborough, por ejemplo El puente (National Gallery, Londres) y Paisaje de Suffolk (Galería Nacional de Irlanda).

En 1761 expuso por primera vez en Londres, cosechando gran éxito de crítica y público. Su prestigio artístico creció de tal modo que formó parte de los primeros miembros de la Real Academia fundada por el rey Jorge III y presidida por Reynolds. Residente en la capital inglesa desde 1774, se convirtió en el pintor favorito de la familia real. Los últimos años de su producción artística estuvieron dominados por la pintura de paisajes; por su pincelada rápida y ligera, se relacionan estas obras postreras con la estilística de Rubens.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar