Biografía de San Ignacio de Loyola

Religioso español (Loyola, 1491 – Roma 1556). Su verdadero nombre era el de Íñigo López de Recalde.

Hijo de una familia noble, se educó en la Corte junto al contador mayor, Juan Velázquez de Cuéllar, y junto al virrey de Navarra, Antonio Manrique de Lara. La vocación religiosa le llegó tras resultar herido por los franceses en el sitio de Pamplona, en el que participaba como oficial del ejército. Pasó su convalecencia en Loyola, en 1521, donde la lectura de libros espirituales le llevó a adoptar un modo de vida penitente y a peregrinar a Tierra Santa.

En Montserrat veló las armas de caballero espiritual del 24 al 25 de marzo de 1522 y luego se trasladó a Manresa, localidad en la que residió hasta febrero de 1523 y en la que empezó a escribir Ejercicios Espirituales, su obra básica, en la que sintetiza su experiencia personal y también las corrientes espirituales de los ambientes que había vivido. De esta manera la obra concentraba el franciscanismo cristocéntrico propio de su País Vasco natal, junto a la devotio moderna de Montserrat y las influencias de la religiosidad de Ramón Llull, extendidas en Cataluña. No pudo residir mucho tiempo en Tierra Santa, circunstancia que le hizo decidirse a estudiar gramática en Barcelona, junto al maestro Gerónimo Ardèvol, entre 1525 y 1526, y luego arte en Alcalá de Henares (1526 – 1527) y en Salamanca (1527). En esta última ciudad fue procesado por “alumbrado” y se le prohibió enseñar materias teológicas.

En París obtuvo el grado de maestro en artes (1535). Viajó también a Flandes y a Londres. En los Países Bajos entró en contacto con Juan Luis Vives.

Con un grupo de compañeros (Laínez, Francisco Javier, Lefèvre, Salmerón, etc.) hizo votos en Montmartre en 1534 y organizó la Compañía de Jesús, aprobada en 1540 por el papa Pablo III. No terminó de redactar las constituciones de la orden hasta 1550. En principio pensaban dedicarse sólo a la predicación, en la pobreza, y a las obras de caridad corporal. Pero después, apoyado en las experiencias pedagógicas de la Universidad de Gandía (fundada por Francisco Borja en 1545) y del colegio de Messina (organizado por Gerónimo Nadal en 1548), decidió incluir entre las funciones de la nueva orden la enseñanza secundaria y superior, estimulado por la fundación del Colegio Romano en 1551.

La Compañía de Jesús incluyó en su cuarto voto la obediencia al Papa para cumplir cualquier misión entre fieles e infieles, razón por la cual resultó de gran valor para la Iglesia en la coyuntura de la Contrarreforma y de la expansión católica en América.

Ignacio de Loyola fue canonizado en 1622 y su festividad se celebra desde entonces el 31 de julio.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar