Biografía de Vasili Kandinsky

Pintor ruso (Moscú, 1866 – Neuilly-sur Seine, Francia 1944).

Abandonó sus estudios de leyes para dedicarse a la pintura. Se formó como artista en Munich (1896), donde conoció a Paul Klee, y en 1902 inauguró su propia escuela de pintura. Las primeras obras de Kandinsky fueron de tema paisajístico, y entroncaban con el movimiento impresionista; en una segunda etapa se adhirió al fauvismo.

El estudio del arte de los iconos (1908) le sirvió para desarrollar un estilo nuevo, personal e innovador, que acabó convirtiéndolo en precursor de la abstracción lírica con una acuarela pintada en 1910. Al año siguiente publicó un libro compendio de sus ideas estéticas, Lo espiritual en el arte, al tiempo que participaba en la fundación del grupo expresionista Der Blaue Reiter (El Jinete Azul) junto con los pintores Franz Marc y August Marcke. A modo de manifiesto, este grupo publicó un Almanaque compuesto por textos sobre teoría del arte y 150 ilustraciones.

Aficionado a la literatura, escribió también una colección de poemas, Klänge, que ilustró con 56 xilografías (1913). Coincidiendo con el inicio de la Primera Guerra Mundial (1914), Kandinsky regresó a Rusia, donde fue profesor de la Academia de Moscú, director del museo de Cultura Pictórica y, tras el triunfo de la Revolución bolchevique, fundador de la Academia de Ciencias y Artes de la Unión Soviética.

De nuevo en Alemania (1921), se le requirió como profesor de la Bauhaus, en Weimar y Dessau (1922-1932), donde compartió tareas docentes con Paul Klee y Walter Gropius. En 1926 volvió a teorizar sobre el arte con la publicación de El punto y la línea sobre el plano. Desde 1933 hasta su muerte residió en Francia.

Kandinsky realizó una compleja obra pictórica que él mismo quiso dividir en impresiones (lienzos que plasmaban la huella de la naturaleza exterior), improvisaciones (reflejo de una emoción interior) y composiciones (fruto de estudios previos, en las que participaba la conciencia reflexiva del artista).

Tras desterrar las formas de sus cuadros, pretendió demostrar que los colores, distribuidos rítmicamente sobre el lienzo y asociados a figuras imaginarias, podían expresar cualquier sentimiento o idea; en cierto modo, concedió a las manchas cromáticas el valor de notas musicales. En esta línea de investigación quedaron encuadradas sus composiciones, Cuadro con tres manchas (1914), Ligereza flotante (1927), Trece ángulos rectos (1930) y Serenidad (1938). La producción teórica y plástica de Kandinsky tuvo enorme influjo sobre movimientos de vanguardia como el cubismo, el futurismo y, en menor medida, el dadaísmo.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar