Biografía de Manuel Machado

Poeta modernista español (Sevilla, 1874 – Madrid, 1947).

Primogénito de Ana Ruiz y Manuel Machado Álvarez, dejó su tierra natal a los 9 años para instalarse con su familia en Madrid. Su formación en la Institución de Libre Enseñanza y en el Instituto Cardenal Cisneros despertó en él una notable sensibilidad artística y un gran interés por lo que se desarrollaba en Europa.

Muy joven publicó sus dos primeros poemarios, Tristes y alegres (1894) y Etcétera (1895), pero la precaria situación económica tras la muerte de su padre, en 1895, propició su retorno a Sevilla, donde cursó con inusitada rapidez la carrera universitaria.

Regresó a la capital de España en 1897 y se dio a una bohemia que incluía tanto tertulias literarias como teatros de revistas y corridas de toros. Puso punto final a esta vida disipada en 1910, al contraer matrimonio y comenzar a trabajar como archivero y bibliotecario, además de como columnista fijo en El Liberal y La Libertad. Este cambio radical se produjo también en su ideología, expuesta con amplitud en sus crónicas políticas.

Partió del liberalismo para defender más tarde los sindicatos obreros y llegar a posturas cercanas al socialismo. No se opuso a la dictadura de Primo de Rivera, a quien después criticó, y apoyó el advenimiento de la República.

Posteriormente, en 1936, la Guerra Civil lo separó de forma definitiva de su hermano Antonio, que vivió la experiencia en el bando republicano, mientras que él se convirtió, una vez probada su adhesión a la causa nacional, en uno de los poetas oficiales de la <<Nueva España>>. Como tal fue nombrado académico y recibió todos los honores.

En su evolución literaria fueron capitales sus viajes a París. El primero lo realizó en 1899, contratado por la editorial Garnier, y durante el año que permaneció allí entró en contacto con el mundillo literario: conociendo a Wilde, a La Jeunesse, a Moréas y a Courteline; convivió con Rubén Darío y Amado Nervo; leyó a parnasianos, decadentistas y simbolistas, y bajo su influjo escribió poemas recogidos más tarde en Alma (1900). A su regreso se convirtió en una figura importante del modernismo, cuyos principios defendió con apasionamiento.

De nuevo en Madrid tras su segundo viaje (1902), publicó Caprichos (1905) y La fiesta nacional (1906), recibidos con críticas muy duras por su tono decadente. Mejor acogida tuvieron sus volúmenes de poemas de la etapa andalucista: Apolo (1911), Cante hondo (1912), Canciones y dedicatorias (1915) y Sevilla y otros poemas (1920). A partir de Ars Moriendi (1921), cultivó una poesía de orientación épica y contenido religioso.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar