Biografía de John Nash

Arquitecto británico (Londres, 1752 – East-Cowes, isla de Wight, 1835).

Se formó como discípulo de Taylor, aunque pronto empezó a trabajar por cuenta propia. Hacia 1780 construía casas en Londres con fachada estucada, toda una novedad en la capital inglesa. No obstante, los negocios no le fueron prósperos y, arruinado en 1783, se retiró a Gales, donde comenzó su colaboración con el jardinero Repton, con quien formó una sociedad y, antes de que terminara en acritud en 1800, juntos forjaron una reputación de gran éxito como diseñadores de elegantes villas y pequeños asientos campestres en entornos cuidadosamente diseñados para evocar las cualidades románticas de la naturaleza indómita. Mejorada su situación económica, volvió a trabajar en Londres, donde vivió con glamour, se casó de nuevo y se construyó una hermosa casa en Dover Street y un retiro de fin de semana en la Isla de Wight.

El estilo de Nash puede considerarse ecléctico; sus construcciones han sido calificadas en diversos géneros. Si clásica fue la casa Rockingham (en Irlanda, hoy demolida), con aire rural italiano concibió la granja Cronkhill (h. 1802); góticos fueron el castillo Ravensworth (demolido) y el Caherays Castle (1808), e hindú el Pabellón Real de Brighton (1815). Aparte de grandes edificios, Nash también construyó cabañas con techos de paja (Blaise Hamlet, 1811).

Como urbanista diseñó el trazado de Regent’s Park y de la Regent’s Street londinenses en 1811, con villas rodeadas de amplias terrazas; las casas tenían un aire señorial y presentaban fachadas estucadas (de ellas sólo queda la de All Souls, Langham Place, 1822 – 1825).

Durante la década de 1820 planificó Trafalgar Square, Suffolk Street y Suffolk Place, además de construir Clarence House y Carlton House Terrace.

Comenzó las obras del Palacio Real de Buckingham, pero, acusado de malversación de fondos y de estafa, se prescindió de sus servicios tras la muerte de Jorge IV (1830); también fue expulsado de la Junta de Obras, de la que había sido inspector desde 1813.

Nash se distinguió más en el trabajo de exteriores que en el tratamiento del espacio interior. Su arquitectura mostró poca preocupación por el detalle, pero logró excelentes composiciones generales. La acumulación de elementos eclécticos y de plantas y formas irregulares, asimilados con libertad e imaginación, sentó las bases del llamado estilo pintoresco.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar