Biografía de Bernardo O’Higgins

Patriota chileno y libertador americano (Chillán, 1778 – Lima, 1842).

Cursó estudios en Inglaterra, donde conoció a Francisco de Miranda y entró en contacto con círculos francmasones e independentistas. Elegido alcalde de Chillán (1804), colaboró con la Junta de Gobierno surgida tras la Revolución de Santiago (1810). Fue elegido diputado del Congreso de Chile (1811) y vocal de la Junta de Gobierno. Venció a los realistas del general Pareja de Linares en 1813, accediendo a la jefatura del ejército.

Derrotado en Membrillar por los realistas, O’Higgins reconoció la autoridad real con la firma del tratado de Lircay en 1814, lo que provocó la frustración de los patriotas chilenos. Carrera, líder de los descontentos, venció a O’Higgins en la batalla de Maipó, pero el desembarco de nuevas fuerzas realistas obligó a los rivales a unir sus fuerzas (Abrazo del Río Maipó). La victoria del realista Osorio sobre los patriotas en la Rancagua puso fin al período conocido como Patria Vieja y supuso el restablecimiento temporal de la autoridad española en Chile.

O’Higgins se incorporó al ejército de los Andes, bajo las órdenes de San Martín en 1816, y venció a los realistas en Chacabuco (1817). Nombrado director supremo por renuncia de San Martín, abolió la nobleza de sangre y lanzó la declaración de independencia de Talca en 1818. Poco después, los realistas lo derrotaron e hirieron en Cancharrayada (marzo de 1818). Pero O’Higgins logró organizar una escuadra poderosa, asegurando para Chile la dominación del Pacífico.

Inspirado en las ideas del Despotismo Ilustrado, O’Higgins creía en la necesidad de un gobierno fuerte mientras el pueblo aprendía a gobernarse por sí mismo. En 1818, hizo aprobar una Constitución dictatorial. Fomentó la educación popular y las obras públicas, pero no logró suprimir los mayorazgos ni impedir la bancarrota del país.

La preocupación de O’Higgins por anular cualquier oposición política suscitó los recelos populares. Tras el fusilamiento de su rival José Miguel Carrera, promulgó una nueva Constitución en 1822 pero no pudo evitar las sublevaciones de Concepción y la Serena. A petición del cabildo de Santiago, renunció a todos sus cargos y se exilió en Lima.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar