Biografía de Francisco de Quevedo y Villegas

Escritor barroco español (Madrid, 1580 – Villanueva de los Infantes, 1645).

De familia noble, su padre, Pedro Gómez de Villegas, fue secretario particular de la esposa de Felipe II. Su padre murió siendo él muy joven, pero su madre pudo atender holgadamente a la educación de su hijo. Estudió con los jesuitas en el Colegio Imperial de la Compañía en Madrid.

En 1596 se trasladó a al Universidad de Alcalá de Henares, donde cursó humanidades, lenguas y filosofía. Fue un brillante estudiante, pero a la vez un turbulento hombre de mundo, violento y justiciero. Su deformación física (era cojo), le hizo sentir una especie de complejo que combatió con su mordaz lengua. Con el traslado de la corte a Valladolid en 1600 pasó a estudiar teología en esta ciudad. Fue en la corte vallisoletana donde se dio a conocer como escritor, poniendo en circulación varios escritos satíricos en los que ridiculizaba a personajes y costumbres de la época. Así se originó su famosa y encarnizada enemistad con Góngora.

En 1603, en las Flores de poetas ilustres de Pedro Espinosa, aparecieron algunas de sus primeras composiciones poéticas. En 1604 compuso El Buscón, su única obra narrativa, de género picaresco.

En 1606 regresó a Madrid, donde se relacionó con altos personajes de la corte y participó en la vida política del momento. En ese período, siendo ya un poeta muy famoso y admirado, empezó a redactar los primeros libros de los Sueños, una de las más trascendentes sátiras de la literatura universal. Asimismo continuó escribiendo numerosos poemas. Tuvo relación con el duque de Osuna, quien le encomendó diversas embajadas en Italia.

En 1612 y 1613 sufrió una grave crisis espiritual que se reflejó en varias de sus obras de carácter estoico-religioso. En 1616 le fue concedido el hábito de Santiago. Pero con la muerte de Felipe III, el duque de Osuna cayó en desgracia y Quevedo fue desterrado y encarcelado en 1621-1622.

En los años siguientes desarrolló una intensa actividad literaria, alternando viajes a la corte con retiros a la Torre de Juan Abad, señorío que había ganado en un largo y costoso pleito. Cuando subió al trono Felipe IV trató de obtener su favor, así como el del conde-duque de Olivares.

En 1634 contrajo matrimonio con la viuda Esperanza de Mendoza, de la que se separó dos años después. Se ganó numerosos enemigos por sus escrito satíricos. En 1639, por su oscura participación en un asunto de política con Francia, fue detenido y encarcelado en el convento de San Marcos, siendo liberado en 1643.

Sus últimos años transcurrieron en Madrid, la Torre de Juan Abad y Villanueva de los Infantes.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar