Biografía de Serguéi Vasílievich Rajmáninov

Pianista y compositor posromántico ruso, nacionalizado estadounidense (Oneg, 1873 – Beverly Hills, 1943).

Desde muy pequeño demostró talento como pianista, y a los doce años entró en el Conservatorio de Moscú para estudiar piano, contrapunto y composición. En 1891 empezó su tarea como compositor: escribió, entre otras obras, un Preludio que le hizo famoso: 16 Momentos musicales; Variaciones sobre temas de Chopin y Corelli; Rapsodias sobre temas rusos, obras todas ellas influenciadas por el estilo de Chaikovsi, amigo personal al que le dedicó una obra titulada En recuerdo de Chaikovski.

En 1892 obtuvo la medalla de oro del Conservatorio por su ópera Aleko, premio que fue el inicio de una brillante carrera como compositor y como virtuoso del piano. Entre 1904 y 1906 fue profesor de piano en la escuela María de Moscú y dirigió las orquestas del teatro Marmontov y del teatro Bolshói, actividades que simultaneaba con la colaboración de conciertos de piano por todo el mundo, hasta que estalló la Revolución rusa de 1917, año en que se estableció en Suiza, para más tarde, en 1936, hacerlo en Estados Unidos, cuya nacionalidad adoptó, a pesar de que no logró adaptarse al modo de vida occidental.

Serguéi Vasílievich Rajmáninov
Serguéi Vasílievich Rajmáninov

A partir de 1891 y hasta 1940, sus composiciones fueron para diferentes instrumentos solos o agrupados. Para piano: cuatro conciertos y la Rapsodia sobre un tema de Paganini; para orquesta: tres sinfonías, los poemas sinfónicos El príncipe Rostislav, El Acantilado, La isla de los muertos, Danzas sinfónicas; varias piezas para música de cámara; 80 melodías; la cantata Las Campanas, de carácter pesimista y poco conocida; dos óperas, El caballero avaro y Francesca da Rimini.

Asimismo, se interesó por la renovación de la música religiosa iniciada a fines del siglo XIX, y compuso dos ciclos monumentales titulados, Liturgia de San Juan Crisóstomo, para solistas y coro a cappella, y las Vísperas.

Virtuoso del piano, para el que compuso obras de excepcional calidad, de este instrumento supo Rachmaninov obtener toda la expresividad propia del movimiento posromántico. Se han realizado numerosas grabaciones de interpretaciones de obras suyas y también de otros autores, a las que dio una versión muy personal, en ocasiones discutida, como en el caso de la Marcha fúnebre de Chopin, entre otras.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar