Sá de Miranda, Francisco

Poeta y dramaturgo renacentista portugués en lengua portuguesa y castellana (Coimbra, h. 1481 – Quinta de Tapada, Minho, 1558).

Nacido como hijo natural de la unión entre el canónigo de Coimbra Gonzalo Mendes de Sá e Inés de Melo, este escritor lusitano adquirió la condición de hijo legal cuando tenía 9 años. Estudió Leyes en la Universidad de Lisboa y, probablemente, fue docente de este centro de estudios antes de abandonar Portugal rumbo a Italia.

Entre 1521 y 1526 realizó un largo viaje por el territorio italiano, visitando Roma, Milán, Venecia, Florencia, Nápoles y Sicilia, durante el cual tomó contacto con la obra de Jacopo Sannazaro, Pietro Bembo y Ludovico Ariosto, a los que conoció por su relación con Vittoria Colonna y de quienes recibió una marcada influencia.

De regreso a Portugal, en 1526, a su paso por España conoció posiblemente a Juan Boscán y a Garcilaso de la Vega, de quien era gran admirador. Cuatro años más tarde, el poeta se trasladó a Miner y ya no volvió más a la capital portuguesa.

Al abandonar Italia Sá de Miranda se había llevado consigo las formas poéticas propias del renacimiento italiano y, junto con Bernardim Ribeiro, se había convertido en el principal asimilador de la tradición petrarquista. Al año de regresar a Portugal, escribió la comedia en prosa Los extranjeros (h. 1927), considerada la primera pieza portuguesa de este género y que fue publicada, póstumamente, en 1559. Tanto ésta como Los fanfarrones (escrita hacia 1538 y publicada en 1560) presentan claras influencias de la comedia clásica latina, particularmente de Plauto y Terencio.

La reforma italianizante de la poesía que emprendió Sá de Miranda -en la que destacó la introducción de formas estróficas como la octava, el soneto y el terceto- coexistió en su obra poética con las formas tradicionales. Entre las primeras obras del autor que manifiestan la influencia italiana destacan la Fábula de Mondego (1528) y la égloga Alexo (1530?). Paralelamente, un gran número de sus canciones, villancicos y glosas conservan las formas tradicionales, y algunas de ellas fueron escritas en lengua castellana.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar