Biografía de Ernesto Sábato

Ensayista y novelista argentino (n. Rojas, 1911 – Santos Lugares, 2011).

Su vida parecía orientada hacia las ciencias, ya que estudió física y matemáticas en la Universidad de La Plata, doctorándose en física. Pero varias circunstancias determinaron su alejamiento de este campo.

Durante una estancia en París, adonde viajó en 1938 para trabajar en los laboratorios Joliot-Curie, tomó contacto con los surrealistas, y este encuentro determinó su vocación de escritor. Ya de regreso en Argentina, previo paso por Estados Unidos, donde permaneció unos meses, se unió a los escritores del grupo Sur.

En 1945 fue removido de su cargo de profesor en la Universidad de la Plata por razones políticas, lo que contribuyó aún más a que tomara la decisión de dedicarse a la literatura. Ese mismo año publicó su primer libro, Uno y el universo, que obtuvo el premio Municipal de producción filosófica y científica de 1946. A éste siguieron Hombres y engranajes (1951) y Heterodoxia (1953), que tratan temas relativos a la crisis espiritual de su tiempo, y que, en síntesis, suponen, junto al anterior, una descalificación del mundo científico.

Pero no solo se dedicó a escribir ensayos, sino que incursionó también en el campo de la ficción. En 1948 publicó El Túnel, novela que alcanzó un resonante éxito. Paralelamente, trabajó como periodista colaborando en diferentes medios de su país y de Hispanoamérica. En 1955 comenzó a dirigir el periódico El mundo argentino. Su labor como escritor fue incesante; publicó ensayos de carácter filosófico y también otros literarios, como Tango, canción de Buenos Aires (1962), a la par que continuó con su obra narrativa.

En 1962 apareció Sobre héroes y tumbas, una larga y compleja novela con una visión pesimista del mundo. Por esa época Sábato era ya un autor conocido internacionalmente y sus libros se tradujeron a diferentes idiomas. Pese a su avanzada edad, continuó siendo un prolífico escritor.

Entre sus obras más conocidas, además de las ya citadas, se pueden mencionar la novela Abaddón el exterminador (1974), o los ensayos El escritor y sus fantasmas (1963) y La robotización del hombre y otras páginas (1981). Su compromiso con la realidad social y su preocupación por los derechos humanos le valieron que, tras la dictadura militar que gobernó Argentina hasta 1983, fuera elegido por el presidente Raúl Alfonsín para presidir la comisión encargada de investigar el tema de los desaparecidos por causas políticas, que plasmó su trabajo en un informe llamado Nunca más, conocido popularmente como Informe Sábato.

Recibió numerosos premios, entre ellos, el Miguel de Cervantes, que se le concedió en España en 1984. Francia le otorgó la Legión de Honor en 1979.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar