Biografía de Antoni Tàpies

Pintor informalista español (n. Barcelona, 1923 – 2012).

Comenzó estudiando la carrera de derecho, que en 1943 abandonó por la pintura, en la que se formó de manera autodidacta. En sus inicios, el primitivismo se unió con la abstracción, tendencia observable en cuadros como Caja de cordeles (1946).

En 1948 expuso algunas de sus obras en el primer Salón de Octubre de Barcelona, ya con claras muestras de un vanguardismo que había desaparecido con los conflictos bélicos de años precedentes. En el mismo año fue miembro fundador de la revista Dau al Set, que derivó en grupo artístico, creado en Barcelona a raíz de su relación amistosa con el también pintor Joan Miró y con el poeta Joan Brossa, y que despegó del dadaísmo, el existencialismo y el informalismo. En estos años Tàpies se decantó claramente hacia la corriente surrealista, pudiendo destacarse de esta época Desconsuelo lunar (1949).

Pasó al informalismo utilizando en sus telas la técnica del grattage o ralladura, así como estampaciones, roturas e incisiones, aplicados sobre los empastes producto del empleo de materiales como el cartón, telas metálicas, cuerdas, polvo de mármol, madera, libros quemados, etc., lo cual dio lugar a obras de textura muy densa. Entre las composiciones de este estilo sobresalen Pintura (1955), Pintura gris ondulada (1956), Puerta metálica y violín (1956), con mayor relevancia del objeto, Gran equis (1962), Materia en forma de axila (1968), La escalera (1974) y Gris estriado (1985).

En 1955 recibió el premio de la III Bienal Hispanoamericana y en 1958 el de la Fundación Bright de Los Ángeles, del Instituto Carnegie de Pittsburgh, de la Bienal de Venecia y de la UNESCO.

En 1970 escribió La práctica del arte, al que siguieron otros volúmenes como El arte contra la estética (1974), Memoria personal (1978), que es un autobiografía, La realidad como arte (1982) y Por un arte moderno y progresista (1985).

También realizó serigrafías, grabados y, desde 1958, litografías, además de relieves, como Gran trapo anudado y detritus (1970) o Efecto de los zapatos en relieve (1980), y ensamblajes, como Montón de platos (1970).

En sus esculturas, como Mesa de despacho con paja (1970) o Monumento a Picasso (1983), creadas con profusión desde 1977, incluyó objetos de uso habitual. Entre sus litografías, premiadas en la Bienal de Tokio, cabe reseñar Poems from the catalan (1973), Negro y rojo (1976) y Llull-Tàpies (1986).

En 1979 fue elegido miembro de la Academia de Berlín, en 1981 recibió la Medalla de Oro de Bellas Artes y la Orden de las Letras de Francia, y en 1984 el premio Rembrandt de Basilea.

La ciudad de Barcelona acoge, desde el 5 de junio de 1990, la Fundación Antoni Tàpies, donde se exponen permanentemente 325 pinturas y esculturas y todos sus dibujos, grabados y litografías. El edificio está culminado por su obra Nube y silla.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar