Biografía de Alfonso de Valdés

Escritor humanista español (Cuenca, 1490 – Viena, 1532).

Hermano de Juan de Valdés, Alfonso fue posiblemente un autodidacta, ya que no existen datos sobre sus estudios; no obstante, se le ha atribuido el título de jurisconsulto y la condición de clérigo. Perteneció desde muy joven la cancillería imperial, en la que fue latinista oficial y secretario del emperador Carlos V a partir de 1526. Un año más tarde, la influencia de Alfonso de Valdés en la corte era ya considerable.

Fue autor de numerosos documentos oficiales, entre ellos una carta al embajador de Londres sobre el divorcio de Enrique VIII. A través de las cartas fechadas en 1520 que envió Pedro Mártir desde Flandes y la Baja Alemania, se sabe que fue testigo de la coronación de Carlos V en la Dieta de Worms. Más tarde participó en las dietas convocadas para intentar solucionar los problemas surgidos de la Reforma protestante; estuvo en Ratisbona, en Augsburgo y en Colonia. Se sabe, incluso, que se vinculó con Philipp Melanchthon, quien dirigía las negociaciones de los protestantes con el emperador.

Desde muy pronto Alfonso se sintió atraído por las ideas de Erasmo de Rotterdam, con quien entabló relación epistolar a partir de 1525; y tal fue su interés por el autor humanista que llegó a ser calificado como “más erasmista que el propio Erasmo”. Estos principios le valieron ser acusado por la Inquisición; sin embargo, el papa Clemente VII lo absolvió en 1529.

Su obra, violenta, satírica y de incuestionable valor literario, consta fundamentalmente de dos diálogos titulados Diálogo de las cosas ocurridas en Roma, conocido también como Diálogo de Lactancio y un arcediano (1528), y Diálogo de Mercurio y Carón (1528), atribuido en un principio a su hermano Juan. Ambos tienen un mismo contenido ideológico, que se puede resumir en la defensa de la política del emperador Carlos V y en la difusión de las ideas erasmistas. Los dos diálogos fueron impresos en Nápoles en 1529.

Otras obras de Valdés vieron la luz póstumamente: entre ellas destacan dos traducciones: El salterio traducido y El Evangelio según San Mateo. Alfonso de Valdés murió en Viena posiblemente a causa de la peste.

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sidebar